Parker 45 con plumín M – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

Introducción y primeras impresiones.

Compré esta pluma poco después de comenzar mi colección, cuando conocía pocos proveedores locales, y básicamente compraba casi cualquier pluma fuente que se cruzara en mi camino. Este ejemplar de Parker tiene una estética que me es bastante atractiva, y su bajo precio me hizo adquirirla sin pensarlo mucho.

La pluma vino en un pequeño empaque desechable, acompañada de un cartucho Parker y un conversor de pistón deslizable. Como tantos otros instrumentos de escritura de bajo costo, no incluía un folleto de instrucciones.

1.- Apariencia y diseño (8 de 10).

La Parker 45 salió por primera vez al mercado en 1960, y fue diseñada como una pluma fuente para estudiantes. En ese año, la Parker 51 reinaba indiscutible en el mundo de las plumas fuente, tanto por su desempeño inmejorable como por su diseño futurista.

Si estuviésemos en 1960, esta Parker 45 se vería como una pluma alegre, joven y de fresco diseño. Vista en 2011, 51 años después de su introducción, la misma pluma se me antoja elegante y señorial, con la tranquila sobriedad de quien nada tiene que demostrar.

El capuchón es de acero cepillado, bellamente rematado por un botón y clip de color dorado que producen un atractivo contraste. Cerca de la boca del capuchón se encuentran grabados en bajorrelieve con las siguientes inscripciones: “IP”, “MADE IN UK”, “45”, el logo de Parker, “PARKER” y de nuevo “45”. El capuchón posee un “agujero de respiración” justo debajo del clip, hecho para evitar la condensación de humedad dentro del plumín.

La sección es de un plástico tan liviano, que produce la sensación de ser muy barato y efímero. Se acopla al magnífico capuchón por fricción, sin producir el esperado “click” al final de su recorrido.

El extremo de la sección, adyacente a la rosca que le acopla al cañón de la pluma, contiene un anillo de metálico de color dorado que separa visualmente ambas piezas. Dicha separación es observable tanto con la pluma tapada como destapada.

El cañón de la pluma es de plástico brillante, bastante ligero y de apariencia barata.

El diseño visual de la pluma me parece realmente hermoso y muy elegante.

2.- Construcción y calidad (5 de 10).

Se siente como una pluma fuente barata que está muy bien hecha. Aquí y allá se perciben los detalles típicos del plástico inyectado, pero los defectos no son particularmente visibles. El capuchón de acero cepillado está magníficamente fabricado, y es la única pieza del instrumento que escapa a su general sensación de pluma barata.

3.- Peso y dimensiones (3 de 10).

Tapada:           13,70 cm.

Destapada:      12,70 cm.

Posteada:        14,45 cm.

El peso sin postear es incómodamente liviano, y me hace la pluma prácticamente inutilizable. Al postearla se siente un poco mejor, aunque desbalanceada hacia atrás debido al escaso peso de la sección.

Respecto al diámetro de la sección en el punto de agarre, me parece insuficiente e incómodo.

4.- Plumín y desempeño (4 de 10).

El plumín de mi Parker 45 en M (medium), y es el único tamaño de punto ofrecido en su año de fabricación. Está fabricado en acero, con acabado en color dorado.

Escribe suavemente, depositando una línea de grosor consistente con mis expectativas respecto a un plumín M de Parker. Es bastante rígido y de flujo un poco seco. Cuando comencé a usarlo, se mostraba bastante exigente respecto al “ángulo de ataque” con el papel, omitiendo algunos trazos iniciales cuando lo ladeaba de la forma como acostumbro escribir. Con el uso me adapté a su temperamento y no ha vuelto a fallar. En general, siento a este plumín totalmente carente de personalidad, con un buen desempeño que se distingue difícilmente del de un bolígrafo. ¡No es bueno que una pluma fuente se sienta como un bolígrafo!

El plumín posee un semi-capuchón, conocido en el mundo anglosajón como “semi-hooded nib”, que creo fue diseñado de esa forma para simular el exitoso diseño con capuchón de la Parker 51, sin aportar ninguna de sus ventajas. En la Parker 51, el diseño con capuchón oculta un colector que mejora la capacidad de la pluma para permanecer destapada sin secarse; en la Parker 45, es una característica estética totalmente inutil.

Una característica realmente útil de la Parker 45 consiste en el que el usuario puede desenroscar el conjunto plumín/alimentador/capuchón, y separarlo de la sección sin necesidad de herramientas. Durante las primeras décadas de comercialización de la Parker 45, se podían comprar por separado estos conjuntos completos, lo que permitía tener varios tamaños de punto para una misma pluma, e intercambiarlos unos por otros en segundos. Al final de la comercialización de estas plumas, cuando Parker solo las ofrecía con plumines “M”, tan fantástica característica ya no tenía mucho sentido.

Todavía es posible obtener conjuntos  plumín/alimentador/capuchón antiguos, con plumines fabricados en oro de 14 quilates y con distintos tamaños de punto. Todos ellos son perfectamente compatibles con mi Parker 45 moderna.

5.- Sistema de alimentación y mantenimiento (7 de 10).

La Parker 45 fue la primera pluma Parker en usar un sistema de alimentación no integrado, en la forma de cartuchos desechables. Esos primeros cartuchos pueden usarse en las plumas Parker modernas, debido a que no han sufrido cambios significativos desde su introducción en 1960. Hoy día, cartuchos similares continúan brindando el mismo excelente desempeño y alta capacidad de almacenamiento exhibida en sus comienzos.

Como dato curioso, la Parker 45 obtuvo su nombre debido a que se cargaba de tinta con cartuchos, de forma similar a la carga de un revolver calibre .45 Colt, muy popular en ese entonces debido a las películas de vaqueros.

Otra alternativa de carga de tinta es el uso de conversor. Mi pluma incluyó en su empaque un conversor de vástago deslizante de escasa capacidad, y de apariencia barata y poco duradera. Dicho conversor tiene un muy buen desempeño, pero no permite ver el nivel remanente de tinta a menos que sea retirado de la sección.

El mantenimiento de la Parker 45 es inmejorable. Aún si la tinta se dejase secar completamente dentro de la pluma, bastaría remojar la sección en agua por un par de horas y remover el conjunto  plumín/alimentador/capuchón para limpiarlo, dejándolo tan limpio como el día que salió de la fábrica.

6.- Costo y valor (4 de 10).

Compré la pluma en “Edward Fumador”, en el Centro Comercial Delicias Norte de Maracaibo. Pagué el equivalente a 30 dólares americanos por ella, en condición NOS (New Old Stock o inventario viejo de artículos nuevos). Es un precio bastante bueno por una pluma fuente, pero no puedo evitar compararla con una Sheaffer 440 de precio y fecha de fabricación similares. Jamás me desharía de una de mis Sheaffer 440, pero pienso regalar esta Parker 45 a una de mis hijas tan pronto termine esta evaluación.

Conclusión y puntaje final (31 de 60 ó 52 %).

La Parker 45 es una de las plumas más hermosas que he usado en mi vida, pero es definitivamente una pluma para principiantes, apenas distinguible de un bolígrafo.

Parker 180 – Un vistazo rápido a una joya de los años 70

El diseño definitivo de la pluma fuente Parker 75 fue terminado en 1.963, cuando la compañía cumplió 75 años de fundada. Un año después, esta pluma entraba al mercado cuando los bolígrafos ya dominaban totalmente las preferencias de la mayoría de los usuarios. Para ese entonces, el usuario típico de un instrumento de escritura estaba acostumbrado a ejercer una gran presión sobre el papel al escribir con su bolígrafo. Cuando este usuario típico usaba esa misma presión para escribir con su nueva pluma fuente Parker 75, terminaba con un plumín totalmente arruinado e inservible.

Parker volvió a la mesa de diseño, y en 1.977 lanzó al mercado la Parker 180. Su plumín fue específicamente diseñado para ser muy rígido y tolerante a la aplicación de mucha presión por un usuario habitual de bolígrafos. Esta rigidez se obtiene al colocar una barra rigidizadora sobre el plumín. Esta barra complementa el agarre firme que el alimentador le aporta al plumín desde la parte inferior, y le confiere una particular capacidad de resistir presiones sobre el papel que arruinarían una pluma fuente convencional.

Como consecuencia de su diseño rígido particular, el plumín de una Parker 180 es un triángulo plano bastante atípico en las plumas fuente. Esta vistosa característica aunada a su cuerpo esbelto y refinado, convirtieron a la Parker 180 en un inusitado éxito de ventas. Su nombre proviene de “180 grados”, debido a que su plumín puede ser utilizado de manera convencional (con el alimentador hacia abajo) o invertido medio giro (a 180 grados) con un punto más grueso. Los puntos ofrecidos son XF/M o F/B, el primero en posición normal del plumín (con el alimentador hacia abajo) y el segundo con el plumín invertido a 180 grados.

La pluma es alimentada con cartuchos propietarios Parker o convertidor. Una de sus características curiosas es que la sección plástica tiene un patrón reticulado en relieve que mejora el agarre. El extremo terminal del cañón de la pluma posee un anillo o “tassie” que engancha el interior del capuchón cuando se postea, evitando rayar el cañón.

A pesar de no poseer esta pluma, ella ha hecho una marca indeleble en mi persona. La Parker 180, específicamente el modelo “Imperial” electroplateado en oro, fue la pluma preferida de doña Yolanda Fernández de Anato Valladares, mi amada abuela. Todavía se pueden obtener ejemplares NOS de este modelo específico, pero prefiero recordar la pluma de mi abuela como aquel instrumento de escritura que solo se me permitía usar bajo su estricta supervisión. La pluma preferida de alguien que amaba la caligrafía hermosa, las plumas fuente y sobre todas las cosas en el mundo, a su primer nieto.

Parker 180 Imperial. Electroplateada en oro con convertidor aerométrico y plumín de oro sólido de 14 quilates.

La sección de la Parker 180 es plástica y contiene un patrón cuadriculado en relieve para mejorar el agarre aún en su reducido diámetro. Nótese la barra rigidizadora de color plateado sobre el plumín. Nótese también el anillo o "tassie" en la parte terminal del cañon de la pluma, que se engancha dentro del capuchón al postearlo para evitar que el mismo raye el cañón.

Detalle del "tassie" y el clip del capuchón. Se puede observar las múltiples "plumas" en relieve en el clip.

Al menos la "Imperial" de mi abuela, orgullosamente hecha el los Estados Unidos de Norteamérica. Modelos posteriores de la Parker 180 fueron fabricados en Francia.

Parker Duofold International – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

Parker Duofold International color azul marmóreo con plumín M (medio).

Primeras impresiones:

Al ver esta Duofold exhibida al lado de otras plumas Parker, se nota de inmediato que corresponde a la más alta gama ofrecida por el fabricante. Su tamaño y grosor, sus detalles chapados en oro de 23 quilates, su inmenso plumín de oro de 18 quilates y la calidad general de sus acabados resaltan a simple vista. Al examinar la pluma más de cerca, resalta de inmediato el maravilloso patrón marmóreo semitransparente en color azul. Al tacto, se confirman todas las impresiones visuales.

1-) Apariencia y diseño (10 de 10).

No es muy distinta del diseño original de una pluma Duofold de 1.921. Su apariencia es conservadora, pero me parece que un observador en 1.921 la vería como una pluma utilitaria apropiada para el día a día.

Una vez comprada la pluma, debo haber pasado al menos una hora sosteniéndola en mis manos antes de decidirme a limpiarla y entintarla. Me produce una sensación táctil de calidad, solidez y ergonomía que me hace muy renuente a soltarla.

El acrílico del cañón y el capuchón de la pluma tiene un patrón marmóreo semi-transparente que muestra infinidad de tonos de azul. Está impecablemente pulido hasta darle un aspecto muy brillante. El cañón acrílico contiene una rosca externa para acoplarse al capuchón de la pluma y una rosca interna para acoplarse a la sección. Ambas roscas están muy bien terminadas. El fondo del cañón (en el extremo opuesto a las roscas) posee dos bandas metálicas chapadas en oro que terminan en una pieza negra brillante con tres grupos de inscripciones en bajorrelieve: El logo y nombre del fabricante, “MADE IN UK” y “I”.

La sección es de color negro brillante y termina en dos bandas metálicas chapadas en oro. Seguidamente encontramos un alimentador sin costillas/aletas visibles marcado con la letra “M”. Sobre él, el masivo plumín de oro de 18 quilates de dos tonos con las inscripciones “PARKER”, “18K” y “750” en bajorrelieve. El centro del plumín representa el logo de la flecha del fabricante en color plateado.

El capuchón tiene el mismo patrón marmóreo del cañón, con un tope de color negro brillante. Posee 2 bandas de metal chapadas en oro en su extremo abierto. El gancho metálico chapado en oro tiene la característica forma de flecha y contiene en su interior un diseño de flecha en altorrelieve. El tope del capuchón es plano, de donde viene el término “flat top”.

Se requieren dos revoluciones completas para retirar el capuchón de la pluma tapada, lo que la hace inapropiada para la toma frecuente de notas rápidas y cortas. Se requieren 7,5 revoluciones para desenrroscar (sic) la sección del cañón de la pluma.

2.-) Construcción y calidad (10 de 10).

No hay un solo defecto de fabricación apreciable a simple vista. La pluma se siente bien fabricada, con holguras precisas. Cada pieza encaja perfectamente en las otras. Es imposible distinguir ningún tipo de marcas de moldes o maquinado. Las roscas están precisamente maquinadas, sin que pueda apreciarse ninguna rebaba. Las piezas de acrílico están pulidas al extremo, presentando un brillo maravilloso.

El alimentador bajo el plumín me parece simplón, pero cumple su función excelentemente.

3.-) Peso y dimensiones (10 de 10).

La pluma mide 13 cm (5 1/8″) tapada, 12,4 cm (4 7/8″) destapada y 16,35 cm (6 7/16″) con el capuchón acoplado al final del cañón. En general, la clasificaría como una pluma media-grande.

Es una pluma ligera y bien balanceada tanto con el capuchón acoplado al final del cañón como sin él. Su peso y balance perfectos la hacen apropiada para largas sesiones de escritura. Al usarla puedo decir que no la desearía ni más gruesa ni más fina, ni más ligera ni más pesada.

Comparado a mis otras plumas, el plumín es bastante grande tanto a lo largo como a lo ancho.

El capuchón se acopla de manera apropiada al final del cañón, manteniéndose firmemente asegurado durante la escritura.

4.-) Plumín y desempeño (10 de 10).

La única pluma disponible (NOS, new old stock o stock viejo de artículos nuevos) venía equipada con plumín de oro de 18 quilates de dos tonos de tamaño M (medio). Es un plumín un poquito húmedo que se siente muy suave sobre casi cualquier papel. Es muy firme y no provee variación de línea al ser presionado sobre la superficie de escritura. Posee un grosor de trazo que considero consistente con su denominación de medio. Un típico M americano o europeo.

Inicialmente lo he entintado con Waterman Blue-Black y escribe maravillosamente. Empieza a escribir apenas toca el papel, aún después de haber dejado la pluma destapada y sin uso durante 8-10 minutos.

5.-) Sistema de alimentación y mantenimiento (10 de 10).

La pluma incluye un conversor de pistón muy bien construido, con capacidad ligeramente superior a 1,0 ml. También acepta cartuchos propietarios Parker, ampliamente disponibles en Venezuela.

La pluma no requiere mantenimiento particular.

6.-) Costo y valor (10 de 10).

En tiendas en línea en los Estados Unidos se consiguen ejemplares similares NOS (stock viejo de artículos nuevos) por precios que oscilan entre 375 y 450 USD. Obtuve esta pluma de un proveedor local por unos 220 USD (al cambio real). Considerando el excelente diseño, calidad y desempeño mostrado por esta Parker Duofold International, el precio que pagué fue una auténtica ganga.

Conclusión y puntaje final (60 de 60).

A favor: Un diseño clásico que pronto cumplirá 90 años siendo exitoso, que además ha sido reproducido en esta pluma con una calidad inmejorable por su fabricante original. Su acabado impecable enmarcado por el patrón marmóreo que le confiere una belleza que quita el aliento. Un plumín de gran tamaño y desempeño confiable y suave que la hace la candidata perfecta tanto para largas sesiones de escritura como para el uso diario casual.

En contra: Remover la tapa requiere 2 vueltas completas, lo que dificulta la toma de notas cortas y rápidas.

En Maracaibo, 07 de noviembre de 2009.
Parker Duofold International plumín M con tinta Waterman Blue-Black.

Parker Duofold International Blue Marble en todo su esplendor.

talle de los componentes: el cañón, la sección, el plumín y el capuchón.

El alimentador sin costillas indica el grosor de la punta.

El logo de la flecha, el nombre del fabricante y la calidad del metal (oro de 18 quilates) adornan el masivo plumín.

El clip en forma de flecha muestra sus plumas en altorrelieve.

El aburrido conversor de pistón hace su trabajo estupéndamente.