Lamy 2000 – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

Lamy 2000.

Primeras impresiones:

Confusión. Eso fue lo que sentí cuando desempaqué esta pluma y la tomé en mis manos por primera vez. No parece una pluma fuente y de hecho no parece un instrumento de escritura. El Makrolon, el policarbonato prevalente en la pluma, tiene un color y un acabado que le confiere la apariencia y textura de una madera preciosa. El ligerísimo peso de la pluma confirma, erróneamente, esta impresión.

La pluma viene empacada en una sencilla caja de cartón que se abre por la parte superior, donde se encuentra una pequeña chapa o laminilla de aluminio con el nombre / logo del fabricante en altorrelieve. La acompaña un folleto de instrucciones tan poco atractivo que aún no lo he abierto.

1.-) Apariencia y diseño (7 de 10).

Bauhaus, puro y simple. Nada de ornamentos sin función práctica. Es un diseño limpio y sin adornos innecesarios, donde cada elemento cumple un cometido. Esta pluma sería el equivalente a una casa diseñada por un ingeniero civil sin la intervención de un arquitecto: formas simples, fáciles y económicas de construir, maximizando las propiedades deseables de los materiales empleados. Al ser yo mismo ingeniero civil, me fascina el diseño de la pluma.

La parte terminal de la sección es de aluminio cepillado. La parte trasera de la sección, el cañón y el capuchón de la pluma están fabricados en Makrolon, un policarbonato de Bayer Material Science. Las piezas de Makrolon son de color negro mate y tienen la textura rugosa de la madera.

El clip del capuchón es de metal sólido y tensionado por resorte. Contiene la palabra ¨LAMY¨ en un bajorrelieve en un costado y la palabra ¨GERMANY¨ en otro bajorrelieve en la parte oculta del clip.

El diseño incluye tres elementos muy particulares:

(1) De la junta entre sección y cañón sobresalen 2 “orejas” de acero inoxidable que aseguran la pluma al capuchón. Muchos usuarios reportan que estas “orejas” incomodan el agarre al punto que algunos de ellos dejan de usar la pluma por este hecho. Las “orejas” sobresalen entre 0,50 y 0,75 mm en dos puntos que coinciden con mi agarre, pero a mi en lo particular no me incomodan.

(2) El cañón incluye 4 ventanas traslúcidas que teóricamente sirven para estimar el nivel remanente de tinta, pero su tamaño y lucidez son tan reducidos que son prácticamente inútiles.

(3) La junta entre el cañón y el ¨accionador¨ del pistón carece de anillo separador y es prácticamente imperceptible a la vista y al tacto.

2.-) Construcción y calidad (10 de 10).

La Lamy 2000 está sólidamente construida con tolerancias precisas y sin marcas de moldeado o maquinado visibles. Sus materiales y acabados lucen muy resistentes y poco vulnerables a marcas o rayaduras (sic). La rosca del pistón y de la unión sección/cañón están impecablemente ejecutadas.

El capuchón se acopla de forma segura tanto a la sección de la pluma para taparla como al final del cañón para postearla.

Desde que tengo la pluma he notado su tendencia a derramar tinta en el capuchón, que seguidamente es transferida a la sección y termina manchando mi dedo medio. Parece que esto se exhacerba (sic) cuando el nivel de tinta baja. Independientemente de la causa, esto solo ocurre con esta pluma y es bastante molesto. Todavía no estoy seguro si es una fuga localizada o el aire en el depósito de tinta que se expande rápidamente por subidas drásticas de temperatura y que termina expulsando la tinta remanente en el alimentador. Al no estar seguro, no sustraeré puntos en esta evaluación por esa causa.

3.-) Peso y dimensiones (10 de 10).

La pluma mide:

Tapada 13,80 cm (5 7/16”).

Destapada 12,55 cm (4 15/16”).

Posteada 15,40 cm (6 1/16”).

Diámetro en parte más ancha del cañón 15,24 mm (0,60”).

Cada dimensión se siente perfecta en mis manos.

En cuanto al peso, es una pluma muy liviana y cómoda para usarse en largas sesiones de escritura. El capuchón sin rosca también la hace apropiada para tomar frecuentes notas cortas.

4.-) Plumín y desempeño (10 de 10).

Compré la pluma con plumín B (broad) y su grosor de trazo resultó similar a mis expectativas. El grosor de los trazos verticales es equivalente al de mi Montblanc Meisterstück 114 con plumín B (broad), sin la característica de plumín Stub (romo) de esta última en los trazos horizontales e inclinados. La Lamy 2000 presenta trazos horizontales equivalentes al 70 % del grosor de sus trazos verticales, pero esta variación de línea es casi imperceptible al escribir en cursiva.

Lamy ofrece esta pluma con los siguientes plumines:

EF (extra fino)
F (fino)
M (medio)
B (broad o grueso)
BB (doble broad)
OM (oblicuo medio)
OB (oblicuo broad)

En cada tamaño, el plumín es de oro de 14 quilates bañado en platino.

Mi plumín particular es increíblemente suave y ofrece una ligerísima variación de línea al ser presionado contra el papel. La línea es bastante húmeda y muestra un bellísimo sombreado con la tinta Parker Penman verde esmeralda que vengo usando con ella.

Finalmente, el plumín escribe sin dudar un instante después de pasar varios días sin usarse o luego de varios minutos destapado y puesto a un lado.

5.-) Sistema de alimentación y mantenimiento (8 de 10).

La Lamy 2000 tiene un alimentador de pistón que almacena una considerablemente alta cantidad de tinta. En el momento en que escribo estas líneas, llevo 9 páginas a doble espacio con plumín B con una sola carga de tinta y todavía hay tinta en el depósito de la pluma.

El mecanismo de pistón funciona suavemente, y llenar la pluma es fácil si se ha operado mecanismos de pistón con anterioridad. Sin embargo, la textura rugosa de la parte terminal de la sección tiende a acumular tinta durante la carga, y esta tinta termina en los dedos del usuario. Para evitarlo, al finalizar la carga de tinta limpio meticulosamente la sección con una mota de algodón empapada en agua.

Si se necesita una limpieza profunda del plumín y el alimentador, basta con desenrroscar (sic) la sección del cañón.

6.-) Costo y valor (10 de 10).

Compré la pluma en www.pengallery.com por 89 dólares americanos. El precio de lista es de 130 dólares. Considerando que es una pluma de pistón con un maravillosamente suave y húmedo plumín de oro de 14 quilates, es la mejor relación precio / valor en las plumas modernas.

Conclusión y puntaje final: 55 de 60.

La lamy 2000 contiene la receta perfecta para una pluma fuente: plumín de oro de 14 quilates muy suave y húmedo, alimentada por pistón y por menos de 100 dólares US. Con este plumín B, seguramente permanecerá cargada de tinta y cerca de mí.

En Maracaibo, el 18 de diciembre de 2009.

Lamy 2000 plumín B con tinta Parker Penman verde esmeralda.

Puede encontrar información actualizada sobre la Lamy 2000 en la entrada al blog titulada Nueva versión de la Lamy 2000.

La Lamy 2000 viene en un empaque muy sencillo hecho de cartón corrugado plegado, adornado con una pequeña lámina de aluminio con el nombre del fabricante en altorrelieve. Incluye un pequeño folleto de instrucciones.

La pluma está fabricada fundamentalmente con Makrolon, un policarbonato de Bayer MaterialScience. Este material tiene la apariencia y la textura de una madera muy oscura. En esta fotografía se aprecia el plumín de oro de 14 quilates semi-cubierto, la parte terminal de la sección hecha de aluminio cepillado, la junta entre sección y cañón con sus 'orejas' metálicas y las minúsculas ventanas de nivel de tinta.

El acabado de la pluma, tanto en sus partes hechas de Makrolon como en las hechas de aluminio, es de una rugosidad 'cepillada'.

Detalle de la sección y plumín B (broad).

De líneas limpias, simples y sin adornos, la pluma es un excelente ejemplo de minimalismo.

De izquierda a derecha, los capuchones de la Lamy 2000 y de la Lamy Al-Star.

Podemos observar las características más controversiales de la Lamy 2000. Las ventanillas del visor del nivel de tinta son tan pequeñas que prácticamente no cumplen su función sin un gran esfuerzo de parte del usuario. Las pequeñas 'orejas' metálicas que aseguran la pluma a su capuchón incomodan el agarre de muchos usuarios.

En posición de iniciar la carga de tinta, se puede observar la rosca del cargador de pistón.

Una simple unión enrroscada une el cañón y la sección de la pluma. Nótese el alimentador con el plumin acoplado, el 'o-ring' que evita fugas en la unión enroscada y las 'orejas' metálicas. La marca del fabricante, el tamaño y la calidad del oro (585) del plumín solo se observan al desensamblar la pluma.

La lamy 2000 es solo un poco más corta que una Lamy Al-Star.

29 pensamientos en “Lamy 2000 – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

  1. Hola Carlos,

    La evaluacion quedo estupenda,toda la informacion es impecable…ahora tendre que esperar a que tengan la actualizada lamy en stock para poder tenerla,espero tener buenas noticias en los proximos meses,tendre que ser paciente,pero mientras hay tiempo para seguir leyendo tus evaluaciones.. Que bueno que ya no hayas tenido problemas con la fuga y que estes disfrutando el escribir con tu nueva adquisicion….

    Hasta pronto y saludos hasta Maracaibo….

  2. Estimado Carlos:
    Quiero agradecerte tus evaluaciones y ese maravilloso manifiesto por las estilográficas que tanto he disfrutado. Tengo o he tenido (vendí la Montblanc) las plumas que comentas y estoy muy de acuerdo con tus valoraciones.
    Recibe un abrazo desde Albacete, España.
    Ángel

    • Gracias Ángel,

      Me alegra mucho que disfrutes las evaluaciones. Es un gusto escribirlas y usarlas como excusa para escrutar cada milímetro de una pluma. Si otras personas las disfrutan también, pues doble el gusto para mí.

      En camino tengo las evaluaciones de las siguientes plumas:
      • Pelikan Future.
      • Parker 45.
      • Sheaffer 440.
      • Montblanc Meisterstück 114 (Mozart).
      • Montblanc 144.
      • Montblanc Bohème.
      • Pelikan Tradition 150.
      • Pelikan Tradition 215.
      • Pelikano Junior.
      • Lamy Al-Star.
      • Sheafer Targa.
      • Schneider Base.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  3. ESTIMADO CARLOS:
    Agradezco tu comentario de la pluma lamy, creo que la forma en que detallas la pluma , revela un gran gusto por las mismas, creo que ni el fabricante podria lograr una especificacion como la que tu realizas.

    saludos y felicidades

    JUAN ARTURO

    • Muchas gracias Juan Arturo,

      Esta pluma parece generar mucha pasión. Es una de las entradas más visitadas del blog. Mi ejemplar en particular tiene el plumín increíblemente suave, quizá ayudado por su grueso trazo.

      Ya he obtenido algunas fotografías del modelo “mejorado” de la Lamy 2000. Estoy recabando algo de información adicional para publicar una entrada que trate el tema.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  4. Carlos Javier,
    gran aporte la descripción de este instrumento de escritura, una delicia la reseña, recién he adquirido una LAMY Al-Star, que aún no he entintado, así que veo que esa es una de las reseñas que tienes pendientes, esperaré con gran expectación tus comentarios respecto de esa estilográfica.

    Recibe desde Puebla, México, un saludo cordial

    Jorge L Blancarte

    • Hola Jorge,

      La Lamy Al-Star debe ser la única pluma que he mantenido entintada todo el tiempo desde que la compré. El plumín M que vino con ella era un poco seco, pero le he colocado un plumín caligráfico de reemplazo de 1,5 mm y es una delicia. A veces dejo de usarla por una semana o más y arranca al primer intento. El convertidor acumula poca tinta, pero relleno cartuchos Lamy con una jeringa y duran una eternidad. Buena compra que haz hecho.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  5. Hola Carlos Javier
    Estoy muy contento de haber encontrado tu blog. Las descripciones son insuperables! Ningún fabricante podría hacer de sus propios productos. Este blog es una gran guia para aquel que como yo, comienza a conocer la pasión y gran interés que despiertan estos hermosos objetos.
    He usado por muchos años Lamy Safari, tuve tres, que terminaba regalando o perdiendo… siempre blancas con el plumín negro, que hoy ya no se fabrica. Sin embargo repetía la marca y el modelo, ya que encontraba buena calidad a un buen precio.
    Más tarde cuando apareció Lamy Vista, con su plumín cromado (M) la adquirí también, pero me decepcionó, lo encontré muy seco, trazo discontinuo y había que forzar la pluma para que saliera la tinta. Compré nuevos plumines… pero finalmente terminé regalándola. No se trataba de la tinta ya que, usé siempre Lamy y Montblanc en Azul cobalto y Bordeaux respectivamente, que no habían dado problema con mis otras plumas.
    Ahora tengo dos; una Safary negra con plumín B, ya de varios años, que escribe suavemente, muy rara vez el trazo se corta. Y adquirí una Lamy Al-star (Aluminio) con plumín cromado M, en color verde metalizado y clip cromado; cuando me titulé de Psicólogo, como un regalo que quise otorgarme, esta si que es una maravilla de pluma! de una suavidad como ninguna otra, no solo al escribir, sino también al tomarla entre las manos… liviana como una pluma, suave como la seda…
    Entonces, ¿será que mientras más alto el precio, mejor la experiencia de la escritura?
    No me ha parecido así por las opiniones en otros foros respecto de reconocidas marcas de Lapiceras.
    Lamy: realmente calidad, tecnología y belleza de gran pureza a un precio accesible para muchos!
    Un abrazo desde Chile!
    Con gratitud.
    Hiram

    • Hola Hiram,

      Casualmente estábamos hablando de precios vs calidad de la experiencia de escritura en los comentarios de la evaluación de la Pelikan Tradition m215. Una de mis plumas con mejor plumín es una humilde Pelikan Future P56 Silver. Se puede comprar en línea por entre 20 y 25 dólares americanos. La Sheaffer 440, descatalogada pero que todavía se consigue nueva, es otra pluma de bajo costo con un plumín que pone en aprietos a muchas plumas que valen 10 veces más.

      Tengo una Lamy Al-Star que es una delicia. Enhorabuena por tu Al-Star verde, que los colores en ellas se hacen adictivos.

      Espero en el futuro cercano podamos seguir el gallardo ejemplo de Chile en su transición hacia una democracia de respeto y progreso. Mi más profunda admiración, amigo.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  6. Muchas gracias por compartir este detallado análisis de esta popular estilográfica.
    Debo decirte que te texto ha sido una razón más para que me haya decidido a adquirir una. Comparto el placer de escribir con esta Lamy, en mi caso con punto F.
    Tras ver las fotos, tengo cierta curiosidad por desmontar el conjunto plumín/alimentador; a ver si me animo.

    Un saludo.

    • Hola Diego,

      En lo personal evitaría abrir la sección de no ser necesario. Un problema común en las Lamy 2000 es una grieta que aparece en las adyacencias a la junta roscada. Por otro lado, la curiosidad es grande. Estaba limpiando esta pluma hace unos días y recordé haber leído que para retirar el mecanismo de pistón basta con seguir desenrroscando una vez se llega al tope de este. Me contuve, pero no por mucho.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  7. UNA TOTAL DECEPCIÓN. Siento discrepar con la evaluación. Mi experiencia con la Lamy 2000 ha sido nefasta.

    Soy coleccionista de plumas y vivo en Madrid. Tengo mas de un centenar de distintas marcas, antiguas y modernas, de todas clases y precios. Tenía capricho por la Lamy 2000 que me parecía un referente como pluma. Discreta, eficiente, de interesante diseño,de buena relación calidad-precio. La adquirí en un comercio por internet. La utilice durante una época como pluma de a diario, junto con varias Parker 51. El caso es que después de utilizarla durante unos tres meses de forma no demasiado intensiva salio una fisura en la boquilla y termino rompiéndose totalmente, en lo que es un claro defecto de fabricación, me temo que muy corriente y muy obvio que se debe a un defecto de materiales. El caso es que encontrándose en garantía, después de llevarla a una papelería distribuidora de Lamy me dicen que debían cambiar el cuerpo completo y que eso eran nada menos que 100 €. Es decir ni consideraban que fuera garantía y además un precio por un recambio disparatado, que no te lo cobra ni Montblanc para series muchísimo mas caras. Por supuesto, no la mande arreglar y ahora encabeza mi colección de plumas-decepción rotas, desde luego, nada recomendables.

    Sugiero que quien quiera comprar una Lamy 2000 que se lo piense dos veces. La pluma tiene problemas y sobre todo el servicio postventa no sabe resolverlo.

    • Hola José,

      Ciertamente, la fisura en uno u otro lado de la junta de la sección es bastante más común de lo aceptable. Pareciera que el material no soporta muy bien las fuerzas de torsión y desarrolla micro fisuras al momento de ensamblar la pluma. Con el uso y los cambios de temperatura, esas pequeñas grietas empeoran y terminan haciendo inservible a la pluma. He escuchado que el distribuidor de Lamy en Estados Unidos brinda buen soporte y honra las reparaciones bajo garantía. En otros mercados, parecemos carecer de ese soporte. Yo le escribí a Lamy Alemania para consultarles los problemas de mi pluma en particular y no obtuve ninguna respuesta, aun cuando dirigí varios correos electrónicos tanto en inglés como en alemán.

      A pesar de todo lo anterior, compraría la pluma de nuevo debido a las siguientes características:
      • Mi plumín en particular es una dulzura. Suave y muy húmedo.
      • Me encanta el mecanismo que engancha el capuchón. Es muy rápido si lo comparas con un mecanismo de rosca.
      • Su acabado es tan resistente que debe ser la única pluma que cargo descuidadamente.
      • Es la única pluma nueva con plumín de oro que está disponible por menos de 120 dólares.

      Debido a que intercambio mis plumas en uso con mucha frecuencia, he logrado aprender a vivir con la ocasional gotita de tinta en las adyacencias al plumín. Si te soy sincero, he aprendido a adorar esta pluma a pesar de todos sus defectos. Si algún día se daña, su reemplazo es relativamente barato y me quedarán algunos repuestos aquí y allá.

      Claro, si tu punto de comparación es una Parker 51, casi cualquier otra pluma va a morder el polvo rapidamente.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  8. Pingback: Los números de 2010 « Mis Plumas Fuente

  9. Pingback: Anónimo

  10. Hola Carlos.

    Perdona el atrevimiento pero me gustaria que me resolvieras una duda que tengo.

    Quiero comprar una Lamy 2000, pero no se que Punto seleccionar. Tengo una Al-Star con plumín B, pero no se si el plumin B de la Lamy 2000 se asemeja a ésta, ya que si éste es mas ancho la compraría en punto M.

    Gracias y saludos desde Ronda (Ciudad Soñada).

    • Hola José Carlos,

      El plumín B de mi Lamy 2000 parece un BB y es mucho más ancho que mi Pelikan M215 con plumín B. Es bastante ancho si lo comparo con los plumines F y M de las Lamy Safari/AL-Star que he usado. El trazo vertical se me antoja muy similar al del plumín caligráfico 1.5 que tengo para la Al-Star.

      A diferencia de los rígidos y secos plumines de las Al-Star/Safari, el plumín de mi Lamy 2000 es bastante elástico y lujuriosamente húmedo. Una delicia sobre el papel que es – sin embargo – muy grueso para el uso diario, incluso con una letra grande y redondeada como la mía.

      Saludos,

      Carlos Javier.

      • Hola Carlos Javier.

        Pues al final ya tengo mi Lamy 2000. La compré hace un par de días y las palabras se quedan cortas para definirla; quizás las que yo mejor encuentro son minimalista y de líneas puras.

        En cuanto a la escritura, es el plumín más suave y, como tu dices, lujuriosamente húmedo que tengo. La compré en punto M y mucho deben cambiar las cosas para que se separe de mí.

        Saludos desde Ronda.

        José Carlos.

        • Hola José Carlos,

          ¡Enhorabuena por tu nueva Lamy 2000! Disfrútala en salud por muchos años.

          Una de las cosas más agradables de la Lamy 2000 es la humedad y suavidad de sus plumines. Que bueno que la tuya haya llegado así a tus manos.

          ¿Es la nueva versión?

          Saludos,

          Carlos Javier.

          • En efecto Carlos, es de nueva revisión. La compré en un establecimiento de Málaga por 138,00 €, me hicieron un descuento, por catálogo cuesta 155,00 €.

            Aunque Lamy ha subido sus precios, ésta sigue siendo una excelente compra en relación calidad/precio.

            En eBay puede conseguirse más barata pero no me aseguraron que fuera de nueva revisión (no contestaron a mi email), y algunos compañeros del foro “Relojes Especiales” han tenido una nefasta experencia con los plumines.

            Cada día que pasa estoy más contento con mi Lamy 2000.

            Saludos, José Carlos.

          • Hola José Carlos,

            El precio con descuento representa un incremento de casi el 50 % respecto a la versión vieja. Está por verse si las mejoras compensan tan brutal incremento.

            Saludos,

            Carlos Javier.

  11. Carlos

    Excelente reseña de la pluma.
    Por demás queda decir que al escribir estas líneas este “producto” es mas que una maravilla en mis manos.

    Te comento sobre uno de los puntos que mencionas, recién recibi una Lamy Persona y también fugaba mucho todo el tiempo, cuando hable a la tienda que lo vendió, la señorita que me ha atendido me comento que muy posiblemente era por la tinta que le habia colocado (era si mal no recuerdo una Sheaffer baratona) que necesitaba una tinta con un poco más de cuerpo, una tinta mas densa que se mantendría dentro de la pluma… resulta que SI, compre una noodlers black velvet, que por cierto es una chulada de color.

    Haz la prueba seguramente estarás más satisfecho con la Lamy 2000!!!

    • Hola Humberto.

      ¡Gracias hombre, me encanta te guste la evaluación! Ciertamente la Lamy 2000 es una maravilla, y conozco pocos plumines más sensuales que el Broad del ejemplar que poseo. Escribe tan grueso como un Sharpie, pero mucho más suave y húmedo. No había pensado que la tinta Parker Penman Emerald pudiese estar causando el problema de la fuga, pero ciertamente la última vez que la cargue con otra tinta no dio ningún problema.

      Ahhh, Noodler´s tiene una selección de colores impresionante.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  12. Hola, Carlos Javier

    Te escribo justo al lado tuyo, desde Colombia. Hace mucho tiempo que leo con entusiasmo tu Blog y solo podría agregar que es una delicia. Admiro tu labor quijotesca de promover los instrumentos de escritura y con ello toda expresión del pensamiento humano, admiro tu obsesión al realizar una detallada anastilosis y taxonomía de todos ellos, admiro tu disciplina y dedicación.

    Soy Arquitecto y poseo una discreta colección de instrumentos de escritura de diferente índole, graphos, rapidografos, portaminas, boligrafos, rollers, multifuncionales y por supuesto algunas estilográficas, creo que esta pasión surgió quizás por la continua proximidad con estas herramientas debido a mi formación académica y profesión; pero lo que más motivo mi coleccionismo, fue esta amiga que me acompaño en mutismo en todos y cada uno de los desvelos; quien corrigió mi letra e inspiro en la inmediatez que la tinta infringía al papel, versos, ideas y por supuesto diseños; me refiero a la Lamy 2000.

    Creo que la Lamy 2000 es una dama y debe ser tratada así, por eso no voy a controvertir con sus detractores. Mi estilográfica es un poco diferente a la que muestras en tu primer informe y también a su nueva versión con las mejoras que magistralmente describes allí, la que poseo está totalmente construida en acero cepillado y solo la sección de agarre esta realizada en MaKrolon, allí justo donde se une al cuerpo, rematado su capuchón figura el anagrama de la firma en grabado: LAMY y debajo de él, edición 2000, su clip esta pulido al brillo. La adquirí con una amiga que vivía en Alemania mientras terminaba su especialización a quien se la encargue y sin saberlo, tras un año largo de espera obtuve la edición limitada, al enterarme, posteriormente conseguí una Lamy 2000 de serie (versión anterior) ya que en mi país la marca está muy bien posicionada y representada, pues hay tiendas por doquier. Lo hice inicialmente solo con el pretexto de poder compararlas, a lo cual solo puedo decir: difieren solo en el peso, pues su precisión les confiere toda la belleza y al colocarlas justo una al lado de la otra; se revelan así mismas como las dos facetas; una negativa, la otra positiva del mismo diseño, las dos siempre están dispuestas a escribir y “JAMAS” tengo para ellas un reproche o defecto que admitir, hoy, diez años después; solamente rivaliza con ellas en consumo de mililitros de tinta y de mi gusto al escribir mi Pelikan Ductus de la cual me gustaría extenderme en otro momento.

    Nuevamente te felicito por tus pulcras palabras y por promulgar el amor hacia la escritura, con que la que retenemos nuestros pensamientos, con la que ejercemos influencia y resaltamos nuestra individualidad.

    Joshep Ormins Basto
    Arquitecto

    • Hola Joshep,

      Gracias por tu comentario y los halagos al blog. Más que promover los instrumentos de escritura, creo que muestro mi fascinación con ellos. Ha sido una labor bastante divertida y me ha enseñado un par de cosas.

      Es interesante que colecciones instrumentos de escritura tan diversos. Compartimos los rapidografos, portaminas, bolígrafos y estilográficas, aunque no he usado un rapidografo desde el bachillerato. Con frecuencia pienso que – como mencionas – lo que nos obsesiona es la capacidad creadora representada por un instrumento de escritura.

      Conocía la Lamy 2000 “2000” en acero. Interesante instrumento que es muy difícil de conseguir. De la Lamy 2000 de serie siempre me ha llamado la atención lo ergonómica que es y el acabado “cepillado” del Makrolon, que es una delicia.

      Saludos,

      Carlos Javier.

Los comentarios están cerrados.