Sailor 1911 – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

Sailor 1911 con plumín H-B (Hard-Broad).

Primeras impresiones:

¡Es más chica de lo que esperaba! Antes de ordenarla en línea sabía que sus dimensiones y diseño eran similares a una Montblanc Meisterstück 146, pero en ese entonces no había tenido una 146 en mis manos. Sabía, sin embargo, que deseaba una “hermana menor” para mi Montblanc Meisterstück 149 que fuese más chica y discreta. Como también deseaba una pluma japonesa, me decidí por la Sailor 1911.

El peso, los materiales empleados y la apariencia del plumín me fueron familiares desde un principio debido al acceso esporádico que he tenido a las 2 Sailor “Professional Gear” de un amigo.

La pluma viene en una pequeña caja de color azul, acompañada de un conversor y un par de cartuchos. También incluye un panfletillo con caracteres japoneses e instrucciones pictográficas.

1.-) Apariencia y diseño (8 de 10).

El diseño imita a la línea Meisterstück de Montblanc, y sus dimensiones se corresponden a las del modelo 146 de ese fabricante. Sencilla y conservadora, la Sailor 1911 tiene una forma similar a un puro o cigarro habano. Está construida en resina brillante de color negro. Las partes metálicas están bañadas en oro de 23 quilates, muy amarillo para mi gusto.

La boca del capuchón presenta dos bandas: una delgada y lisa de 1 mm de espesor y otra gruesa y grabada de unos 4,5-5 mm de espesor. Esta última, más cercana al extremo abierto, tiene las palabras “SAILOR JAPAN FOUNDED 1911” bellamente grabadas.

El gancho del capuchón parece un híbrido entre el gancho de una Montblanc Meisterstück y el de una Pelikan Tradition Series (sin los ojos del ave).

Se requieren 2 revoluciones completas para desenroscar el capuchón del conjunto sección / cañón. Otras 8 revoluciones completas separarán entonces el cañón de la sección. Una vez separadas, se observa un “o-ring” o empacadura en la sección que evitaría una fuga de tinta en caso de que el conversor o el cartucho se soltara dentro del cañón.

El cañón de la pluma presenta en su extremo un anillo metálico decorativo. Parece corresponder a lo que sería el separador metálico de los componentes de un mecanismo de pistón. Su ubicación tan cercana al extremo parece un poco anómala. En un verdadero mecanismo de pistón, este anillo estaría mucho más lejos de la punta del cañón.

2.-) Construcción y calidad (8 de 10).

Es una pluma muy bien fabricada y terminada. No se observan marcas de moldeado o fabricación. Las roscas son precisas y sin holguras. En mis manos, se siente un instrumento sólido y construido para brindar largos años de servicio.

Los bajorrelieves en la banda del capuchón son exquisitos, pero no se comparan a los presentes en una Montblanc Meisterstück.

Sustraigo 2 puntos de esta evaluación debido al descuidado trabajo de doblado del gancho del capuchón. El excelente baño de oro no puede ocultar las marcas estriadas y de flujo plástico del metal al ser doblado. Solo 1 de 1000 personas vería estas marcas, pero lamentablemente yo soy una de ellas.

3.-) Peso y dimensiones (10 de 10).

Aún antes de medirla, debo decir que sus dimensiones y peso son perfectas para mi. Es muy liviana, pero no se siente frágil. Sin postearla, se ajusta de manera increíble a mi mano. Al postearla, acoplando el capuchón al final del cañón de la pluma, se siente igualmente perfecta. El capuchón se “postea” de manera firme y sólida, y es una de las pocas plumas que usaría posteada y sin postear sin notar mayor diferencia y obteniendo el mismo placer al escribir.

Las dimensiones son siguientes:

  • Tapada:    14,13 cm (5 9/16 pulgadas).
  • Destapada:    12,38 cm (4 7/8 pulgadas).
  • Posteada:    15,56 cm (6 1/8 pulgadas).

4.-) Plumín y desempeño (10 de 10).

Me debatí largamente acerca de cual tamaño de plumín escoger. Incluso abrí un hilo en la sección de plumas japonesas de www.fountainpennetwork.com donde publiqué muestras de mi letra pidiendo opiniones. Me sentí muy tentado a pedir un plumín “Music” o “Zoom”, pero finalmente decidí pedir un “H-B” (Hard-Broad) basado en el uso principal de la pluma: una pluma de uso diario. Mi proveedor favorito (www.pengallery.com) tiene disponible esta pluma con plumines EF (extra fino), F (fino), M (medio), B (broad), MS (music) y Zoom.

El plumín mono-tono de color amarillo es de oro de 21 quilates. Está bellamente decorado con bajorrelieves de motivos florales que enmarcan las palabras “1911”, “21K”, “875” y “Sailor”, esta última palabra escrita en cursiva. También incluye un muy detallado bajorrelieve de un ancla, logo del fabricante.

Mi plumín es ridículamente suave, particularmente cuando el ángulo plumín / papel es inferior a 50 grados (sexagesimales). Es un plumín firme, pero se puede aumentar el grosor de la línea a casi el doble aplicando presión.

La línea depositada sobre el papel es muy húmeda, y su grosor se asemeja a un plumín occidental M (medio) con tendencia a fino; un poquitín más fino de lo que esperaría de un plumín B (broad) japonés.

Lo he probado con resultados satisfactorios con tres tintas distintas:

  • Private Reserve “Dakota Red”. Maravillosamente húmeda y suave trazo.
  • Sailor Jentle Ink Azul en cartucho. Línea húmeda y ligeramente más gruesa que la tinta anterior.
  • Sheaffer Skrip Turquesa. Un poco más seca, pero sin problemas de flujo y con hermoso sombreado aún en un punto tan fino.

Desde el punto de vista de su desempeño, solo lo puedo comparar al plumín de mi Parker Duofold International: ¡Perfecto!

5.-) Sistema de alimentación y mantenimiento (6 de 10).

Es una pluma alimentada por cartuchos / conversor. El conversor solo almacena unos 0,6 ml de tinta y eso, combinado con el generoso flujo del plumín, es un problema logístico aún en un punto tan fino como el de este plumín. Utilizar conversor con un plumín Zoom o Music debe ser una pesadilla.

Los cartuchos propietarios de Sailor almacenan un poco más de tinta. Tienen una “boca” bastante ancha que asumo está diseñada tan grande para seguirle el paso al flujo de tinta del plumín.

Debido a que pretendo usar esta pluma para diario, supongo que la única solución satisfactoria va a ser rellenar los cartuchos con una jeringuilla y mantener la misma tinta tanto en casa como en la oficina.

Cuando cambio el tipo de tinta en mis plumas, suelo remojar brevemente la sección para eliminar restos de la tinta vieja. Me parece que el “o-ring” presente en la sección puede ser un problema en esos casos, debido a que puede acumular humedad que luego corroa las partes metálicas. Preventivamente, dejo secar la sección por 24-48 horas luego de remojarla en agua, pero esa espera sería innecesaria en ausencia del pre citado “o-ring”.

¿Cual sería el sistema de alimentación ideal para esta maravillosa pluma? Un pistón con capacidad igual o superior a 1,5 ml.

6.-) Costo y valor (10 de 10).

Como de costumbre, compré la pluma en línea en www.pengallery.com. Su precio fue de 240 dólares americanos más envío. La pluma es NOS (“new old stock” o inventario viejo en estado nuevo) debido a que la pluma está descontinuada por el fabricante en favor de la serie “Professional Gear”, con la que comparte plumines / secciones.

En líneas generales, pienso que esta pluma brinda la misma experiencia de escritura que una Montblanc Meisterstück por un 45 % del precio.

Conclusión y puntuación final: (52 de 60 u 87 %).

La experiencia que brinda esta pluma japonesa es comparable a una Parker Duofold moderna y casi igual a una Montblanc Meisterstück 146. Por el 60 % del precio de la primera y el 45 % de la segunda, esta pluma es la mejor opción para alguien cuyo presupuesto sea menos de 250 dólares americanos. Otra opción válida sería una Sailor “Professional Gear”, que se puede obtener por el mismo precio y es ofrecida por el mismo fabricante.

¿La compraría de nuevo? Si, definitivamente. Con un plumín Zoom o Music, bien a pesar de su escaso repositorio de tinta.

Entretanto, pienso remojar la sección de mi hermosa pluma, dejarla secar un par de días, llenarla con Waterman South Sea Blue (disponible tanto en casa como en la oficina) y usarla diariamente.

En maracaibo, el 03 de abril de 2010.

Sailor 1911 H-B con tinta Sheaffer Skrip Green.

La pluma fuente Sailor 1911 imita el diseño de una Montblanc Meisterstück con las dimensiones de una 146.

Detalle de la banda. Los bajorrelieves del capuchón están terminados estupendamente, pero no se comparan con los de una Montblanc Meisterstück.

Un acercamiento al gancho. No es la pieza mejor terminada de esta maravillosa pluma. También se observa que el acabado de la resina negra es un imán para las marcas de los dedos.

El plumín mono-tono de oro de 21 quilates está hermosamente decorado. Nótese el anillo metálico dorado que marca el final de la sección y el comienzo del cañón de la pluma.

Detalle del alimentador. Se puede observar el bajorrelieve que indica el tamaño del plumín en el ala izquierda del mismo. En este caso, se trata de un plumín H-B (hard broad).

El anillo metálico al final del cañón de la pluma solo tiene fines decorativos.

Aquí se aprecia el o-ring en la parte alta de la rosca de la sección que evitaría una fuga en caso que se suelte el cartucho o conversor dentro del cañón.

Otra vista del plumín y capuchón.

14 pensamientos en “Sailor 1911 – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

  1. Hola Carlos te felicito por tu bella y acertada adquisición, yo hace poco me compre una parker de las económicas creo que se llama urban y adquirí junto a ella unos cartuchos de la misma marca, alargados y en su parte trasera tiene como una reserva, podrías decirme como se abre supongo que por presión dándole la vuelta ?

    • Hola Isabel,

      La Parker Urban es muy hermosa. Me agradan las plumas de bronce laqueado por la solidez con que se sienten en la mano. ¡Excelente adquisición!

      Los cartuchos Parker almacenan muchísima tinta. Respecto a la reserva, usa tu cartucho hasta que deje de escribir o se sienta seco. Luego dale un golpecito con tus dedos al fondo del cañón (o al fondo del cartucho si desenroscas la sección) mientras mantienes el plumín apuntando hacia abajo. Eso expulsará la tinta de la reserva y tendrás suficiente tinta para escribir una página más o menos.

      Saludos y disfruta tu nueva pluma.

      Carlos Javier.

      • Hola Carlos,
        Realice la operación que me recomendaste y todo salio tal cual me relataste parecen inagotables. Siempre he usado cartuchos pelikan que se terminan rápidamente…..viendo tu blog me estoy animando y volviendo a utilizar plumas, estoy pensando en comprar un convertidor para utilizar alguna tinta mas bella, me gusta mucho una verde que he visto…en fin no quiero ser pesada y gracias por tus respuestas amables y que transmiten puro amor por tan bellas herramientas de escritura…besos

        • Hola Isabel,

          Mientras te llega el conversor puedes probar rellenando el cartucho con una jeringa. Yo lo hago todo el tiempo con las plumas que aceptan cartuchos “international” largos, pues almacenan más tinta que los conversores. El problema es conseguir una jeringa en los países donde no son de venta libre. Como seguramente recuerdas, aquí en Venezuela cualquier persona puede comprar una jeringa desechable en una farmacia. Yo les rebajo la punta de la aguja con papel de lija (mientras uso mis lentes de seguridad claros) porque los pinchazos son dolorosos y potencialmente peligrosos.

          Saludos,

          Carlos Javier.

          P.S.
          La tinta Parker Penman Verde Esmeralda es preciosa, fluida y muy oscura. La Pelikan 4001 Verde Brillante es clarita y un poco seca. Si te gustan los tonos azul-verdosos, Sheaffer tiene una tinta turquesa hermosísima que actualmente llena mi Sailor 1911.

  2. Hola Carlos Javier
    Gracias por esta nueva evaluación, muy detallada y profunda, como todas las tuyas.Cuando quieras envíame tu dirección electrónica y te mando alguna foto de mis Namiki Falcon y un ejemplo de escritura, junto con un somero comentario.
    un saludo cordial

  3. Hola, me ha gustado mucho tu blog. Lo he encontrado por casualidad buscando información acerca de estilográficas.
    Sin embargo, echo en falta comentarios acerca de plumas estilográficas más humildes. Más que coleccionista soy usuario y me gusta hacerme de plumas que siendo de un precio menor, dan muy buen resultado. No sé si me entiendes pero prefiero ser poseedor de la estilográfica antes de que ésta me posea a mí.

    Te dejo un enlace muy intersante sobre este tema.

    http://estilografica.blogspot.com/2007/05/es-posible-el-coleccionismo-humilde-de.html

    Saludos

    • Hola Ismael,

      Al igual que tu, también me considero más usuario que coleccionista. A medida que las plumas fuente entran y salen de mi rotación, voy haciendo las evaluaciones que hoy vez publicadas en el blog. Debido a que tengo plumas de muchos precios, solo es cuestión de tiempo que veas evaluaciones de plumas más “humildes”. Entrecomillo lo de “humildes” pues hay plumas muy baratas que dejan mordiendo el polvo a plumas carísimas, de manera que el precio de un instrumento de escritura no es un buen índice de su desempeño. Para mencionarte solo algunos casos, mi Parker 45 moderna con plumín de acero brinda una de las experiencias de escritura más placenteras en toda mi colección; igual pasa con mi(s) Sheaffer 440 con plumín “inlaid” en acero. En el blog ya hay evaluaciones de mi Pelikan Future P56 Silver y de mi Pelikan Script 1.5, ambas plumas muy baratas.

      También debes considerar el año de fabricación de la pluma, incluso en el mismo modelo. Hace unos 15 años tuve una Parker Vector con cañón y capuchón de acero inoxidable y plumín de acero que estaba construida como un tanque y escribía deliciosamente. Para nada la hubiese considerado una pluma barata, incluso habiendo pagado muy poco al comprarla. He visto las Parker Vector nuevas y no llevaría una conmigo ni que me la regalaran. Se siente mal fabricada, las roscas no cierran muy bien, los materiales usados parecen frágiles y poco densos.

      Las plumas más costosas usualmente funcionan muy bien, tienen interesantes sistemas de carga de tinta y muestran una atención al detalle y minuciosidad que también tiene su encanto. La belleza por la belleza misma también tiene un lugar en la vida. Hay algo visceral y primitivo en ello que quizá complementa y enriquece mi excesiva racionalidad en todo el resto de mi vida.

      Respecto a lo de “prefiero ser poseedor de la estilográfica antes de que ésta me posea a mí”, creeme que te entiendo. Me gustaría pasearme todo el día con mi Montblanc Meisterstück 149 en mi porta-plumas Pelikan. Pero esa pluma es un objeto muy precioso para arriesgar dañarlo o rayarlo, más aún cuando consideras que dicha pluma fue un regalo de mi empleador desde hace 15 años.

      Saludos,

      Carlos Javier.

      P.S.
      Gracias por los links. ¡A favoritos han ido!

  4. Hola Carlos tengo otra pregunta algo banal que realizarte, mi relación con las plumas ha sufrido un largo digamos estado de coma que se prolongo por mas de una década en ese tiempo creo que por utilizar bolígrafo y por mi carácter ante un prolongado tiempo escribiendo termino ejerciendo una gran presión sobre el aparato de escritura y con una pluma me surge la angustia, la estaré maltratando? también pienso bueno como es de acero inoxidable tendrá aguante o no ?
    Que pasaría si me decido por una pluma de mayor calidad ?

    Un cordial saludo, Carlos

    • Hola Isabel,

      Tengo un par de bolígrafos Parker y un Faber Castell E-Motion con repuestos muy suaves. Cuando los uso me sorprendo ejerciendo – sin darme cuenta – una presión exagerada contra el papel. En el pasado tuve bolígrafos Cross en cromo (tanto el Classic como el Century II) que terminaron en manos de mi pareja pues la presión que ejercía con ellos los hacía resbalar en mi mano.

      Cuando tomo una pluma fuente me relajo en un par de trazos y dejo de presionar excesivamente el papel. De hecho, a veces con la Montblanc 149 tengo que aumentar un poco la presión pues mi escasa firmeza la hace fallar aquí y allá.

      Respondiendo tu pregunta, puedes determinar que estás ejerciendo una presión excesiva con un plumín firme si:
      * El grosor de la línea varía significativamente entre tus trazos verticales hacia abajo (muy gruesos) y hacia arriba (muy finos). No hay forma de presionar un plumín en un trazo vertical ascendente sin perforar el papel o atorar la punta.
      * Con frecuencia te quedas sin tinta en los trazos verticales descendentes, mientras ves que la “alas” de la punta del plumín se separan de manera apreciable una de la otra.

      Suena confuso, pero no creo que puedas dañar un plumín firme moderno (como el presente en tu hermosa Parker Urban) por presionarlo excesivamente contra el papel. Antes te lesionarías la mano y terminarías extenuada luego de escribir por un par de minutos. Si eso no está pasando, no te preocupes pues no estás maltratando la pluma.

      Respecto a los plumines de acero versus los de oro, no hay mucha diferencia en estos días. En el pasado las tintas eran sumamente corrosivas y terminaban dañando un plumín en un par de décadas. Las tintas modernas son más benignas y los aceros son mejores, de manera que las ventajas de un plumín de oro son menos relevantes. En todo caso el metal que toca el papel – comúnmente llamado Iridium, aunque es una aleación de varios metales que a veces no incluye Iridio – es el mismo en un plumín de oro y en un plumín de acero.

      Una pluma más cara solo será diferente si compras una pluma antigua con plumín flexible. Esos plumines son un poco más delicados. Por cierto, estoy por publicar una entrada contribuida por un lector de este blog que trata sobre plumines flexibles.

      Espero haber respondido a tus inquietudes. Créeme que es un placer.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  5. Estimado amigo Carlos Javier.
    Te escribo para saludarte y darte un dato respecto del secado de tu estilográfica. Después de la limpieza, puedes acelerar el tiempo de secado: expulsando el agua residual que quedó en la sección con una “pera”, (como se le llama en Chile a un aparato de goma, con forma de pera, que se utiliza para aspirar los fluidos nasales de los bebes), lo encuentras en todas las farmacias en la Sección de Bebé, hay de varios precios y calidad, pero mejor no economizar con esto.
    Basta empuñar la mano para que se se forme un “cañón” entre la ‘pera’ y la sección de tu pluma… y al apretar repetidas veces, verás que se expulsa toda el agua. Esto no daña para nada la pluma, eso sí, es necesario tener las manos limpias y secas.
    También quiero felicitarte por la evaluación de la estilográfica Montblanc Bohème, siempre sincero, conciso, riguroso… Bueno, bien vale su precio: —simplemente hermosa—, como tu dices con respecto a la búsqueda del coleccionista: “La belleza por la belleza…” y estoy plenamente de acuerdo contigo. Es algo que está más allá del valor, no tiene que ver con que si la podemos adquirir o no.
    Aprovecho para decirte que son muy valiosos tus comentarios a cerca de las tintas, sus características y comportamiento.
    Bueno un abrazo con gratitud!
    Hiram

    • Hola Hiram,

      He leído acerca del uso de una “pera” para narices de bebé para pasar agua y/o aire a través de la sección de la pluma. En lo particular no lo uso pues me parece un poco agresivo. Las secciones de las plumas fuente no acumulan esos niveles de presión en su uso normal y tiendo a ser muy conservador cuando se trata de plumas. Sin embargo, mucha gente usa la pera de forma regular sin daño aparente. Mi método de limpieza se basa más en agua y paciencia.

      He llegado a apreciar la ergonomía de la Montblanc Bohème, particularmente el ancho de su sección en el agarre. Permite un agarre muy relajado y cómodo, pero es un poco pesada si vas a escribir mucho.

      Estoy planeando algunas entradas acerca de tintas. Veamos cuando hago el tiempo necesario.

      Saludos,

      Carlos Javier.

      P.S.

      … y gracias por las visitas al blog y tus comentarios. La verdad es muy divertido escribirlo y el que os guste es un motivo más para continuar haciéndolo.

  6. Pingback: Los números de 2010 « Mis Plumas Fuente

  7. Pingback: Montblanc Meisterstück 146 Le Grand | Mis plumas estilográficas

Los comentarios están cerrados.