Montblanc Edición de Escritores 2007 William Faulkner – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

Introducción y primeras impresiones.

Hace dos años, en la boutique Montblanc de mi ciudad, sostuve por primera vez una pluma Montblanc de Edición de Escritores. Se trataba de la edición del año 2009 dedicada a Thomas Mann, quien casualmente es mi escritor alemán favorito. Esa pluma fuente es, sin lugar a dudas, la más imponente y mejor fabricada que he tenido entre mis manos. Debido a que me considero un usuario más que un coleccionista, nunca he comprado la Mann debido a su peso, que a mi criterio es excesivo para su uso en largas sesiones de escritura. Tapada o posteada, la Thomas Mann pesa 57,5 gramos, peso que se reduce a 33,2 gramos cuando se prescinde del capuchón. En esa ocasión compré la Montblanc Meisterstück 149 que fue evaluada en este blog, y que hoy día considero mi mejor pluma.

Mi colección ha llegado al punto donde soy muy selectivo al comprar una nueva pluma fuente, debido a que solo instrumentos verdaderamente excepcionales llaman mi atención. Con esa premisa en mente, visité la Joyería Mara – otro distribuidor autorizado Montblanc de mi ciudad – donde me encontré con las ediciones de escritor dedicadas a Virginia Wolf, William Faulkner y George Bernard Shaw. La Wolf me parece muy femenina, la Faulkner está dedicada a un autor norteamericano cuya obra no me interesa, y la Shaw, casi tan portentosa como la Mann, supera a esta última en su colosal peso: 61,4 gramos tapada o posteada y 31,4 gramos destapada. Adicionalmente, la Shaw posee un visor de nivel de tinta que bien puede comportarse mal con las tintas rojas que me gusta usar con frecuencia. Luego de un par de horas de sostener los instrumentos, mirarlos bajo mi lupa de 20 aumentos, y ponderar mis deseos, se impuso la ergonomía, la ausencia de un visor de nivel de tinta, el peso relativamente liviano y la similaridad dimensional con una Pelikan M800. La William Faulkner es mía.

El instrumento de escritura viene en un estuche que simula un libro de Faulkner. Le acompaña un folletillo que habla del autor y su obra, y que también hace las veces de certificado de garantía. Mi pluma fuente tiene la inscripción 15921/16000 grabada en bajorrelieve en la resina del capuchón.

1.-) Apariencia y diseño (10 de 10).

Esta pluma esta modelada en reminiscencia a los instrumentos con domo de entre los años 1910 y 1920, cuando la compañía todavía se llamaba Simplo Filler Pen Company. A pesar de las vistosas bandas metálicas que recubren parcialmente tanto el capuchón como el cañón, el instrumento no pierde su aspecto conservador y sencillo, apropiado para su uso diario en la oficina.

El capuchón está coronado por un prominente botón negro en forma de domo, en cuyo centro se observa el logo del fabricante en resina de color marfil. Debido a la geometría del domo, el logo de Montblanc aparece bastante aplanado, con una forma similar a un Magen David. Bajo el botón, la longitud visible del capuchón está formada primero en resina, y luego en metal, en proporciones más o menos iguales. La resina se percibe inicialmente de color marrón muy oscuro, pero cuando se gira la pluma en la mano se observan múltiples tonalidades nacaradas que le dan una apariencia de profundidad y tridimensionalidad realmente hermosa. Sobre esta preciosa resina se ha repujado la firma de William Faulkner, que luego ha sido cubierta de pintura blanca para resaltarla. El extremo del capuchón más cercano a su boca está recubierto por una funda metálica plateada acanalada transversalmente.

El gancho del capuchón es de metal plateado y de diseño sencillo, siendo muy efectivo al cumplir su función. Su parte oculta contiene grabadas las palabras “GERMANY” en bajorrelieve y “Pix®” en altorrelieve. A diferencia de los ganchos de capuchón de las plumas Montblanc de producción regular, este no lleva grabado el número de serie de la pluma. Dicho número – 15921/16000 en mi pluma – está repujado en la propia resina del capuchón.

La sección de la pluma comienza en un delgado anillo metálico ubicado justo sobre la rosca que se acopla al capuchón para cerrar la pluma. Le sigue un área de agarre hecha en resina de color negro que termina en otro anillo metálico plateado ubicado justo antes de llegar al alimentador/plumín.

Bajo la rosca, comienza el cañón con una funda metálica plateada y acanalada idéntica a la antes descrita, y que cubre unas tres quintas partes de esta pieza. Luego nos volvemos a conseguir la bella resina marrón oscuro con tonalidades nacaradas que antes vimos en el capuchón. El mango del mecanismo de pistón está también hecho de la misma resina, y está adornado por dos anillos metálicos plateados.

No puedo negar que es un diseño muy vistoso, pero sigue proyectando la apariencia de un instrumento de escritura hecho para ser usado todos los días.

2.-) Construcción y calidad (8 de 10).

Es una pluma sólida y muy bien fabricada. La rosca que acopla el capuchón y el cañón es simplemente perfecta, así como el pulido de la resina y las fundas metálicas. Hay, sin embargo, una excesiva separación – apreciable incluso a simple vista – entre el anillo del gancho del capuchón y la pieza de resina que lo sostiene. Creo que se debe a un roscado insuficiente, pero ese defectillo es simplemente inaceptable en un instrumento de este precio.

3.-) Peso y dimensiones (10 de 10).

Las dimensiones y peso de esta pluma sin postear son un sueño en mis manos. Diría que es similar a una Pelikan M800, pero mejor balanceada hacia el plumín debido al profuso uso de metal en el frente del cañón.

Posteada, la pluma es un poco pesada y ridículamente larga. Por lo general no uso mis plumas posteadas, por lo que esa característica no me afecta.

Los valores precisos son:

  • Tapada: 138 mm.
  • Destapada: 126 mm.
  • Posteada: 162 mm.
  • Peso tapada: 43,2 gramos.
  • Peso destapada: 24,3 gramos.

4.-) Plumín y desempeño (8 de 10).

El tamaño del punto de mi plumín es M (medio), debido a que era el único tamaño disponible. Está fabricado en oro de 18 quilates, bañado en rodio en su mayor parte.

Es un plumín muy suave, con un dejo de “diente” que me permite sentir la textura del papel mientras escribo. Es firme, sin ser un clavo, y deposita una húmeda línea de tinta cuyo grosor coincide con mis expectativas para un M occidental.

Durante las primeras 50 o 60 páginas que he escrito, el plumín me ha dado algunos dolores de cabeza. Se ha negado a escribir con tinta Waterman Violeta, mostrando horrorosas omisiones de trazo que se han extendido por líneas enteras, y que al final me han obligado a cambiar de tinta. Tampoco le han gustado los papeles muy lisos, donde omite con frecuencia los ascendentes iniciales de la primera palabra de cada línea, y casi cualquier trazo horizontal para cruzar las “t”. Estoy casi seguro que John Mottishaw diagnosticaría el problema como un plumín cuyo pulido ha creado “round inner-margins”. Este pulido aumenta la suavidad de trazo en detrimento de la confiabilidad en el inicio del flujo de tinta en el instante que el plumín toca el papel. El maestro solucionaría el problema en 3 o 4 minutos, pero como no quiero separarme de la pluma, tendré que esperar por el desgaste natural del plumín para lograr la mejora. Espero que todo mejore en unas 300 o 400 páginas manuscritas.

Con tintas Waterman South Sea Blue, Montblanc Royal Blue, Diamine Crimson y Private Reserve Ink Sherwood Green, el plumín se comporta de forma aceptable, con omisiones aquí y allá que no molestan demasiado.

La ornamentación y grabados de los plumines de cada edición de escritores de Montblanc son elementos primordiales en el diseño de estas plumas fuente. En el caso de la William Faulkner, el plumín de oro de 18 quilates ha sido recubierto de rodio en su mayor parte. En la parte alta del plumín, están exquisitamente grabados los contornos de una nube que está siendo atravesada por un biplano, detalles ambos resaltados por el color dorado del oro descubierto de rodio. El grabado del biplano es tan detallado que se pueden distinguir fácilmente el timón de profundidad, el de dirección, el marco de las alas y el tren de aterrizaje. Bajo este hermoso diseño y en un área recubierta de rodio se observan bajorrelieves de “4810”, el logo de Montblanc con una “M” circunscrita, “2007”, “18K”, “750” y “Montblanc”. El “2007” se refiere al año de fabricación de esta edición limitada, 58 años luego de que el autor recibiera el Premio Nobel de Literatura por “su poderosa y artísticamente única contribución a la novela norteamericana contemporánea”. La atención al detalle y soberbia ejecución puesta en la fabricación de este plumín me ha dejado sin aliento. ¡Bravo Montblanc!

5.-) Sistema de alimentación y mantenimiento (10 de 10).

La pluma es alimentada mediante un mecanismo de pistón. No sé exactamente que volumen de tinta almacena, pero ha demostrado tener una autonomía más que adecuada. La ausencia de un visor de nivel de tinta impide saber en nivel remanente, pero considerando que uno de mis criterios para escoger esta pluma era esa ausencia, no me puedo quejar.

El mecanismo de pistón logra una carga completa de tinta en un primer intento, y funciona de forma muy suave.

El mantenimiento de la pluma debe ser hecho por el taller autorizado Montblanc. Para la limpieza general y lubricación del mecanismo de pistón, bastará el taller autorizado Montblanc local. Cualquier trabajo más complicado deberá ser ejecutado por el taller de Hamburgo, en Alemania. La pluma debe ser utilizada profusamente durante sus dos primeros años de comprada, con la finalidad de exponer cualquier problema potencial durante el período de garantía. Por lo general, utilizando la pluma a diario se requerirá un costoso envío a Alemania cada 15 o 20 años.

6.-) Costo y valor (10 de 10).

He escogido esta pluma para cerrar mi colección por todo lo alto. Ya tengo suficientes instrumentos maravillosos para deleitarme con ellos por los próximos 20 años, y deseo dedicarle más tiempo a la escritura y a la lectura. Solo en ese contexto puedo justificar los 900 dólares americanos invertidos en la Montblanc Edición de Escritores 2007 William Faulkner, adquirida en condición NOS (inventario viejo de artículos nuevos). Es el instrumento de escritura más caro que poseo, pero creo que bien vale su precio.

Conclusión y puntuación final (56 de 60 o 93 %).

La Montblanc Edición de Escritores 2007 William Faulkner es una pluma fuente de apariencia muy sobria y seria, cuyo diseño está lleno de exquisitos detalles, fabricados de forma precisa con los mejores materiales disponibles. A la casi indescriptible belleza de su resina de color marrón oscuro con reflejos nacarados, se le une uno de los plumines más hermosamente ornados que se han fabricado. Toda esta belleza es además acompañada por una ergonomía muy apropiada para la escritura frecuente y prolongada.

El mecanismo de alimentación mediante pistón de Montblanc funciona excelentemente, y me atrevería a asegurar que casi está a la par de mecanismos similares de Pelikan, los mejores del mundo.

A pesar de lo temperamental de su plumín, me encanta escribir con esta pluma fuente. Su sobriedad me permite utilizarla en el día a día de la oficina sin llamar demasiado la atención, y es de esos instrumentos que despierto utilizas y dormido sueñas con utilizar. Ha redondeado mi colección tan magníficamente, que siento no necesitar nada más.

Maracaibo, 21 de noviembre de 2011.

20 pensamientos en “Montblanc Edición de Escritores 2007 William Faulkner – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

  1. Estimado Carlos
    Te felicito por esa apoteósica adquisición! Espero la disfrutes al máximo. Por lo pronto yo sigo soñando con adquirir la edición de escritores Ernest Hemingway. Respecto al temperamento díscolo del plumín de tu Faulkner te cuento que en la misma boutique montblanc pueden hacerle el pulido de la pluma para dejarla suave y con buen flujo. En mi caso he mandado mis dos Le Grand una con plumín F y otra con M y me las han dejado “calibradas” y como la seda.
    Saludos

    • Hola maqueropro,

      Hombre, ¡como apoteósica no diría!, pero por el acento que habéis puesto sobre la o, pienso sabéis la palabrota que apoteósica es. Te diré que casi, de lo grande que es esta pluma.

      Ya que lo mencionas, cuando pensaba que mi colección estaba completa, se apareció uno de los directores de mi compañía en mi oficina y me ha regalado su antigua Montblanc Meisterstück 147 Traveler, pues se ha comprado una nueva. Hace una semana ha venido a Maracaibo un amigo de Alemania, y le ha traído al mismo director una Hemi comprada en eBay de Alemania por 2000 euros. Esa Hemi fue de las primeras producidas, pues trae el mismo plumín de una 149. Luego progujeron un plumín específico para la Hemi. Después de haber sostenido la Hemi entre mis manos, debo decirte que es todo lo que puedes haber soñado, y aún un poco más. Pienso que solo la supera una 139.

      Respecto al plumín de mi Faulkner, creo que nos estamos entendiendo mejor últimamente. Díscolo fue al principio, y mucho. Incluso frustrante, diría. Pero se está portando mejor con el tiempo. ¡Me encanta esta pluma! y puedo verla como mi pluma de diario, de lo maravillosa que es.

      Saludos,

      Carlos Javier.

      • Hola Carlos
        Ruego me disculpes esa tilde inoportuna, el contexto de la palabra iba más por el lado de espectacular. En buenahora por tu director… y por tu amigo que la sacó barata; no he podido cotizar la Hemi por menos de 4 dólares a día de hoy. Interesante lo que dices sobre el plumín específico para la Hemi, sólo la he visto con el plumín de la 149. ¿Qué grabado trae ese plumín específico? Algo que tenga que ver con “El viejo y el mar” supongo. Ya entrado en el tema de escritores ¿qué te parece la pluma en homenaje a Carlo Collodi? Yo personalmente considero que quita el hipo (de lo hermosa, claro).

        • Nada inoportuna la tilde amigo. Era un halago. Por estos lares solo los licenciados en lengua castellana y los abogados muy bien preparados suelen acentuar correctamente palabras como apoteosis, cuando son usadas como adjetivo. Habla muy bien de tu alma mater. ¿Puedo preguntar donde te graduaste de abogado? Por lo que prejuzgo, una de las magníficas universidades de México. Yo soy un amante de la Grecia Antigua, y las palabras como apoteosis suelen impresionarme con facilidad.

          De las dos Hemi que he visto en persona en mi vida, ambas han tenido el plumín de la 149. Sin embargo, he leído que al final del año 92, se produjeron plumines específicos para la Hemi.

          He visto la Colodi en fountainpennetwork y me ha llamado la atención que es una skeletonized por menos de 1000 dólares americanos. Conversando con el dueño de la boutique Montblanc de mi ciudad en la tarde de este sábado, me he enterado que le van a llegar unas 5 piezas. Es una pluma hermosa, pero antes de comprarla me gustaría tener la Mann.

          Por otro lado, tengo la sospecha que cuando tengas la 149 O3B vas a sentir una paz tal, que no vas a ansiar ninguna otra pluma por un tiempo.

          • Estimado Carlos
            Un honor esas palabras. Releyendo mi comentario sí hubo un error de mi parte aunque involuntario, lo suficientemente craso como para trastocar todo el contexto de lo escrito y es lo referente al precio de la Hemi: omití “mil” después del cuatro para significar cuatro mil pavos de los verdes. Jajaja por 4 dólares no se consigue ni una falsificación burda en los mercadillos de las periferias de Shanghái. Respecto a estudios, soy egresado de Abogado de la Universidad del Rosario en Bogotá con LL.M en la Universidad de Columbia en N.Y.
            Sigo en conversaciones con la Boutique Montblanc en Bogotá para finiquitar el tiempo de entrega del plumín ya que acá sólo es posible encontrar calibre M y la importación suele demorarse alrededor de 2 meses, según me cuenta la encargada de la tienda. Ya te contaré cuando encuentre el nirvana de la mano de ese mítico 03B.
            Saludos

          • Ciertamente me di cuenta que quisiste decir cuatro mil dólares. La Hemi es la pluma mas buscada y mejor cotizada de las ediciones de escritores, y pienso que los conocedores la buscan por su similitud dimensional y funcional con la mítica 139.

            Acá en Venezuela hacen lo mismo en las boutiques, que solo tienen plumines M. Con la diferencia que, habiendo control de cambios (de moneda extranjera), es casi imposible lograr que cambien el plumín o importen una pluma en otro punto contra pedido.

            Espero tus comentarios acerca del O3B. Estoy seguro que va a ser una maravilla.

  2. Buenos días y muchísimas gracias por las especificaciones tan concretas que das de las plumas.
    Yo tengo hace tiempo una Montblanc Unicef Artist Special Edition – Tom Sachs Diplomat con plumín M y la verdad que se me hace muy grande pero no incómoda para la escritura. También tengo hace unos años Waterman Edson Collection con plumín M y ambas dos me gustan muchísimo. Mi señora me regaló hace 10 años aproximadamente una Cartier Diabolo que también tiene un excelente trazo.
    Y tengo ganas de comprar una Caran d´Ache – Ebano Madreperla para probar la escritura de esta marca suiza.
    Vamos a ver y muchas gracias por tus comentarios.

    • Hola Guillermo,

      Excelente colección. La 149 es bastante grande, pero se termina uno acostumbrando. La Edson es la pluma bandera de la Waterman, pero no he tenido el gusto de tenerla en mis manos. De Cartier no conozco ninguna. En la joyería donde compré la Faulkner hay un escaparate lleno de Cartiers que se me hace invisible por estar muy cerca del de Montblanc. Respecto a la Caran d´Ache, he escuchado que sus plumines exhiben mucho diente, y que la experiencia de escritura es comparable a un buen lápiz No. 2. Suena muy parecido a lo que se siente usar un plumín Aurora, cuyo roce con el papel es muy agradable. Es una de las pocas plumas que quedan en mi lista de deseos, en la forma de una Ecridor Retro con plumín de acero.

      Saludos,

      Carlos Javier.

    • Hola José Ignacio,

      Yo vivo en un país cuyos ciudadanos y residentes tenemos acceso muy limitado a la compra de moneda extranjera. Montblanc es el único fabricante de instrumentos de escritura de alta calidad que mantiene una amplia red de distribuidores en el país, que vende en moneda local tanto los instrumentos de producción regular como las más recientes ediciones limitadas, y que cuenta con un taller autorizado de servicio impecable. Adicionalmente, la empresa donde trabajo me ha obsequiado 3 instrumentos de esa marca, que tienen un significado especial para mi. Pero la razón más importante es que me gusta el diseño de muchos de sus instrumentos, y la minuciosidad que ponen en su fabricación. Probablemente si Pelikan tuviese una buena distribución en Venezuela, tendría casi tantos instrumentos de ellos como los que tengo de Montblanc. Aparte de Montblanc y Pelikan, y quizá Sailor, las otras grandes marcas no despiertan mi interés de forma significativa. Tengo otras marcas y las uso y estudio con avidez, pero no me quitan el sueño.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  3. Hola Carlos Javier.
    De nuevo un placer saludarte e intervenir en tu blog.
    Llama mi atención, algo que comparten tu MB149 y tu nueva MB WE, -y las plumas MB que he comprado nuevas- : “Se portan mal al inicio.”
    Acertadamente ya comentaste con anterioridad, que por el precio pagado por estos instrumentos de escritura, como obligación deberían de funcionar perfectamente bien desde el principio. Hace una semana adquirí una Esterbrook SJ, fabricada en 1950-1960, con un humilde plumin de acero inoxidable modelo 2556, y esa humilde pluma de casi $50USD, ha dejado mordiendo el polvo a mis nefastas MB Starwalker.
    Es increible, como piezas más baratas, se comportan espléndidas desde el inicio, y piezas mas costosas, no lo hacen como se supone deberían serlo. Sin embargo, un invisible lazo invisible me ata a las plumas MB y a pesar de saber que no se portan bien, insisto en adquirirlas. ¿ Acaso es algo patológico ? Creo necesito conversar con un psiquiatra.
    Saludos.
    Dr Eriko

    • Hola Dr. Eriko,

      Parece que las plumas Montblanc, mientras más caras sean, peor se portan al principio. Tanto mi 149 como esta Faulkner se han comportado testaruda y temperamentalmente al principio, pero siguen apasionándome como casi ninguna otra. Quizá sea la afinidad por sus formas voluptuosas, o por la exquisita atención al detalle con que son fabricadas. Pienso que aún sin ser observable a simple vista, esa artesanía magnífica es atractiva, como una especie de feromonas pero para los ojos. ¿Has observado tus plumas bajo una lupa de 20 aumentos? Aún con ese aumento, es difícil encontrar algún defecto de fabricación en una Montblanc de gama alta (las únicas que producen hoy en día). Cada borde es redondeado y pulido, y al menos yo, no he encontrado ni un solo borde irregular, dentado, con electroplateado irregular o faltante. Luego observa los grabados de la banda del capuchón con ese mismo aumento y te quedarás sin aliento. No tan solo las letras están grabadas en bajorrelieve en la banda, sino que dentro de cada letra puedes observar unas estrías transversales en altorrelieve, sobre un fondo texturizado en forma de arena fina. ¿Que hombre no ansía poseer la belleza, y mantenerla siempre cerca de su pecho?

      Saludos,

      Carlos Javier.

  4. Que hermoso estilografo, gracias por tu review, como siempre un placer leerte. Seguí tus consejos acerca de la lubricación del pistón de mi Lamy 2000 y quedó de maravilla.
    Hasta este mes empece en el mundo de montblanc ( Legrand 146), antes solo había sido Lamy y Parker.
    Con todo lo que has escrito acerca de este modelo esta semana pasaré por la boutique montblanc a ver si aun lo venden, se ve hemosa.

    Gracias por tus reviews pero quedo un poco triste y preocupado al leer que es la última pluma que compras, ojalá no sea así para seguir leyendo tus revisiones y comentarios acerca de futuros modelos de otras marcas.

    En mi país Colombia esta empezando la comercialización de la línea de escritura fina de Pelikan así que cualquier cosa que necesites,con mucho gusto te ayudaré.

    • Hola Juan Carlos,

      Me alegra que hayas logrado lubricar el mecanismo de pistón de tu Lamy 2000, y que haya quedado a tu gusto.

      No tengo planes de compra de otras plumas a corto plazo, pero estoy preparando revisiones de tinta, que son tan divertidas como las plumas en las que se usan.

      Si tienes oportunidad, prueba alguna Pelikan y apuesto a que quedarás gratamente sorprendido.

      Saludos,

      Carlos Javier.

    • Hola Juan Carlos.
      Yo estoy en Colombia también. Quería preguntarte en dónde venden las plumas Pelikan en Bogotá. Quiero echarles un vistazo personalmente antes de demandarme comprando por internet.
      Saludos.

      • Hola, que bueno saber que Colombia hay más personas que disfrutan de un buena pluma. Me he comunicado directamente con Pelikan Colombia y la línea de escritura fina la esta vendiendo en este momento la joyería Schumacher, no se si estes en Bogotá, en el centro Andino puedes irlas a ver pero quedé un poco triste ya que los precios con exagerados y fuera de lo lógico, las venden entre un 50% y 30% por encima de su precio así que nuevamente estoy pensando comprarlas por internet. Uno de los mejores sitios para ello es la página de Richard Binder o Pengallery son precios justos y confiables.

        • Hola Juan Carlos,

          Considera que al importar las plumas a Colombia, deberás pagar los aranceles aduanales y el IVA que corresponda. Entre 30 y 50 % sobre el precio en Pengallery todavia suena atractivo, pues te evitas pagar los 18 USD de envío, y el riesgo – poco, pero siempre presente – de que se extravíe el paquete. Además, contarás con plena garantía local, en caso de necesitarla.

          Saludos,

          Carlos Javier.

        • Juan Carlos y Carlos Javier saludo de pascuas y deseos de bienestar y éxitos resonantes para este año 2012 que comienza. Gracias por las respuesta. Efectivamente los precios de importación suponen sobrecostos significativos, y si a eso se le agrega la tendencia alcista del dólar la cosa no hace sino empeorar. Personalmente recomiendo mirar la pluma con detalle en la joyería y luego acudir a un box en Miami. Yo he usado los servicios de USACO y Tlotraigo. Ambos ofrecen precios cómodos calculados por peso del paquete (aplican tarifas mínimas que si mal no recuerdo son 7.5 o 10 libras dependiendo). Te dan la garantía de que el ´producto llega sano y salvo y además la mercancía viaja asegurada. Lo único que si no estoy seguro es que en caso de necesitarla, la garantía la asuma la joyería Schumacher como distribuidor de la marca en Colombia. Apenas esté en Bogotá echaré un vistaso a las plumas y a los pormenores de la garantía a ver que solución encontramos.
          Saludos,
          Miguel

Los comentarios están cerrados.