Montblanc Meisterstück LeGrand 147 Traveler – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

Introducción y primeras impresiones:

Hace unos meses, uno de los directores de la empresa donde trabajo desde hace 15 años, entró a mi oficina para mostrarme una Montblanc 147 que había comprado usada. Como ambos compartimos la afición por las plumas fuente, es usual que nos mostremos cada nueva adquisición a la primera oportunidad que tengamos.

La pluma usada que había comprado estaba en muy buenas condiciones tanto estéticas como funcionales. Solo exhibía señales de uso en forma de opacidad de su resina negra, pero sin rayones significativos. Por encargo de su dueño, envié la pluma al taller Montblanc en Caracas, a través de la boutique Montblanc de mi ciudad. Un par de semanas más tarde, la pluma estaba de vuelta después de haber sido pulida hasta alcanzar el brillo maravilloso de una pluma nueva.

Como mi amigo fue quien retiró la pluma cuando regresó a la boutique de Maracaibo, no volví a ver el instrumento hasta hace dos semanas, cuando de nuevo visitó mi oficina para entregármelo como “regalo de navidad”. Él había comprado otra 147 nueva con un plumín más a su gusto, y quería que yo tuviese este ejemplar. Recibí agradecido esta hermosa pluma, su estuche de cuero original y tres cajas de cartuchos Montblanc.

El hermoso estuche de cuero que acompaña a esta pluma, protege el instrumento a la vez que contiene compartimientos especiales que almacenan un total de 6 cartuchos. Un detalle muy especial en el diseño de este estuche es la ventana en la funda que sostiene la pluma, que permite ver y tocar las bandas del capuchón en todo momento.

1.-) Apariencia y diseño (10 de 10).

Tiene la típica forma de habano de la línea Meisterstück, luego del rediseño de 1952. El diseño es elegante, discreto y conservador. La pluma está hecha de “resina preciosa” negra, pulida y brillante, apenas adornada por el gancho del capuchón, las bandas del capuchón, y un anillo al fondo del cañón, todos bañados de oro de 18 quilates.

El capuchón está coronado por el logo de Montblanc en color blanco. El gancho tiene grabados el número de serie individual de la pluma y la palabra “GERMANY” en discretos bajorrelieves, pero la parte oculta del gancho no presenta el altorrelieve con la palabra “Pix®”. Esto me permite saber que este instrumento fue fabricado entre 1991, cuando se empezaron a grabar los números de serie, y 1997, cuando se comenzó a grabar la palabra “Pix®”. Adyacentes a la boca del capuchón se encuentran tres bandas metálicas bañadas en oro: dos muy delgadas que enmarcan a una tercera de unos 3 mm de ancho. Esta última posee las palabras “Montblanc” y “Meisterstück” grabadas en muy elaborados bajorrelieves. Se requieren 1 ¼ vueltas para retirar el capuchón de la pluma tapada.

Al ser una pluma alimentada mediante cartuchos, la sección carece de visor de nivel de tinta. El cañón de la pluma es de resina negra y es indivisible de la sección, de la que es separado por la rosca de acople con el capuchón.

En el extremo del cañón opuesto al plumín, se encuentra un delgado anillo metálico bañado en oro que oculta una rosca metálica interna (hembra). Dicha rosca sirve de acople al mecanismo de alimentación, constituido por un marco metálico semi-cilíndrico unido solidariamente al culote de resina del fondo del cañón. El marco sostiene dos cartuchos “International Short”, uno con su boca hacia el plumín y otro invertido. Cuando se colocan dos cartuchos nuevos en el marco, y este se enrosca en la pluma girando el culote, el primer cartucho se perfora y comienza a suministrar tinta al alimentador, mientras que el segundo cartucho queda en reserva.

2.-) Construcción y calidad (8 de 10).

La pluma está fabricada de forma magnífica, exhibiendo tolerancias precisas que proporcionan una sensación de solidez y durabilidad. No se observa ni se percibe al tacto ninguna marca de moldeado o maquinado en las piezas hechas de resina. El gancho del capuchón está hecho de metal bañado en oro, y su forma y acabado son inmaculados. Las bandas del capuchón están muy bien terminadas, y las letras grabadas en la banda central son exquisitamente detalladas, y con contornos muy precisos. El marco portador de los cartuchos, que permanece oculto la mayoría del tiempo, también está magníficamente terminado y grabado con las palabras “MONT”, “BLANC” y “GERMANY” en precisos bajorrelieves.

Mi ejemplar presenta una profusa corrosión en la parte frontal del marco portador de cartuchos, en un área que está en contacto con la base interna de la sección de la pluma. No es lo suficientemente grave para preocuparme o tomar correctivos, pero constituye definitivamente una falla en el diseño. Por esta razón, he sustraído 2 puntos de esta parte de la evaluación.

3.-) Peso y dimensiones (10 de 10).

Es una pluma muy liviana y muy bien balanceada. Sus dimensiones me son muy cómodas, tanto para usarla sin postear, como para llevarla conmigo tapada. No me cabe duda que la podría usar por horas sin sentirme fatigado.

La tapa se postea de forma muy firme y segura, pero – como de costumbre – no me gusta la longitud de la pluma posteada. Eso es más una preferencia personal que un defecto del instrumento, y estoy seguro que quienes acostumbran postear sus plumas, la encontrarán muy cómoda también.

Las dimensiones son las siguientes:

  • Tapada: 148 mm.
  • Destapada: 127 mm.
  • Posteada: 159 mm.

4.-) Plumín y desempeño (8 de 10).

Las plumas Montblanc recientes indican el tamaño del punto de sus plumines mediante una etiqueta removible, colocada aleatoriamente en alguna parte de su cañón. Cuando recibí esta pluma usada, dicha etiqueta había sido retirada, de forma que me es imposible saber que tamaño de punto tiene. De acuerdo a mi limitada experiencia con plumines Montblanc, mi 147 pareciera estar dotada de un plumín F (fino).

El plumín está fabricado en oro de 14 quilates, parcialmente cubierto con rodio para darle una apariencia a dos tonos. Escribe con mucha suavidad, pero a la vez exhibe un poquitín de “diente” que permite apreciar la textura del papel. Deposita una húmeda línea de tinta que produce algo de “feathering” en papeles muy porosos, pero que no causa problemas en la mayoría de los papeles baratos que uso a diario.

Respecto a la ornamentación del plumín, es muy similar a la de otros plumines de la serie Meisterstück. Está ricamente adornado con bajorrelieves de volutas, el logo del fabricante con una elaborada M inscrita en él, y las inscripciones “4810”, “14K”, “Montblanc” y “585”.

Es un excelente plumín rígido, sin ser un clavo. Se puede incrementar el grosor de la línea en un 30 % al presionarlo contra el papel, pero se necesita aplicar una presión excesiva que terminaría dañando el plumín o la sección en el largo plazo. Mi única queja sería su absoluta falta de personalidad, ya que deposita un trazo difícilmente discernible del de un fineliner (marcador fino de punta de felpa).

5.-) Sistema de alimentación y mantenimiento (7 de 10).

Esta pluma es alimentada mediante cartuchos “International Short” insertados en un marco que se enrosca al fondo del cañón, y que almacena un cartucho en uso y otro en reserva. Sumados, ambos cartuchos suministran poco más de un mililitro de tinta, suficiente para escribir unas 10 o 12 páginas manuscritas con su plumín de punto F.

Los cartuchos Montblanc, cuyas dimensiones son muy precisas y consistentes de uno a otro, funcionan perfectamente en el marco portador de la pluma. Cartuchos de otros fabricantes como Pelikan, Private Reserve Ink e Inoxcrom, me han dado frecuentes problemas debido a lo inconsistente de sus dimensiones. Usualmente requieren que recorte sus culotes con una navaja para disminuir su longitud lo suficiente como para que quepan en el marco portador. El recorte debe ser hecho con mucho cuidado, debido a que un cartucho muy corto podría salirse del marco mientras este está dentro de la pluma, y trabar todo el conjunto.

Debido a la geometría del marco portador de cartuchos, es imposible utilizar un conversor “International”. En consecuencia, la única forma de utilizar tinta de una botella, es el rellenado de cartuchos usando una jeringa. Este aspecto no resta puntos al evaluar esta pluma debido a que su fabricante ofrece una pluma dimensionalmente idéntica, alimentada mediante pistón integrado, por un precio 10 % menor. Esa pluma es la Montblanc Meisterstück LeGrand 146.

Mi letra cursiva es grande, y suelo escribir bastante cada día, de forma que debo insertar un nuevo cartucho con frecuencia. Considerando que la tinta Montblanc en cartuchos es, en precio por mililitro, 7 veces más cara que la misma tinta en botella, escribir con esta pluma puede resultar bastante caro. Por otro lado, nada supera la comodidad y rapidez de utilizar cartuchos cuando estoy lejos de mi escritorio.

El mantenimiento de esta pluma me parece menos complicado que el de una pluma a pistón, pero más complicado que el de una pluma a cartuchos/conversor tradicional. Curiosamente, el cartucho de limpieza Montblanc evaluado en ese blog no funciona en esta pluma.

6.-) Costo y valor (no aplica).

Esta hermosa pluma fue un obsequio de alguien que aprecio, quien también es un coleccionista de instrumentos de escritura. Tiene un valor sentimental inconmensurable y por tanto he excluido este aspecto de la evaluación.

Conclusión y puntaje final: 43 de 50 o 86 %.

¡Me encanta esta pluma! Sus dimensiones hacen muy fácil llevarla conmigo a cualquier lugar, está magníficamente fabricada, puedo escribir por horas con ella sin fatigarme, y tiene la forma de habano que me es tan placentera y familiar. Alimentarla de tinta es un poco costoso, pero pienso que bien vale la pena. No la cambiaría por mi 149, pero la uso más a menudo que aquella. Definitivamente, la voy a usar con frecuencia.

Maracaibo, 19 de diciembre de 2011.

31 pensamientos en “Montblanc Meisterstück LeGrand 147 Traveler – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

  1. Hermosa pluma y hermosas palabras Carlos Javier. Recien he recibido una pluma MontBlanc como regalo de mi esposa. La verdad no lo esperaba pero ha sido una hermosa sorpresa.
    Oye y que suerte tienes de tener amigos como aquellos. Es interesante escuche por ahi que a la pregunta de si es usted un buen sujeto, lo mejor es responder mis amigos me reconocen como tal. Un abrazo fraterno desde Arica Chile, donde no existe nada Mont Blanc sino que se debe encargar a Santiago de Chile o, lo mas cerca a Iquique.

    • Hola Pablo,

      He buscado a Arica en Wikipedia y me ha sorprendido encontrarla tan al norte. Parece un lugar tranquilo y agradable para vivir. Yo pasé parte de mi infancia en una pequeña ciudad, y la verdad que le tomé mucho el gusto.

      Espero disfrutes tu pluma en salud y con los tuyos.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  2. Hola de nuevo Carlos Javier.
    Excelente “review” de la MB 147. De nuevo, tus revisiones me han provocado comprar la pluma que pones en análisis. Acabo de comprar hoy una MB147, y mañana la ponen en paqueteria para que yo la reciba. Lo que aún no comprendo, es el motivo por el cual la 147 es más costosa que la 146, que funciona con pistón. El sentido común -el menos común de los sentidos- me hace pensar que la pluma con embolo y pistón deberia de ser mas costosa que la alimentada por cartuchos desechables. ¿Conóces tu el motivo que provoca que el precio sea mas elevado que una146?
    En cuanto tenga la pluma en mi poder, te adjunto links de imágenes. Consideré buen precio pagar el equivalente a $150USD por la 147, pero lo que me provocó comprarla, confieso fue tu objetiva revisión de esta pluma.
    Por cierto, entre mis compañeros de trabajo, ya son cuatro quienes incursionan como usuarios de pluma fuente, y otros tres están próximos a unirse. Sospecho tiene algo de contagioso además de adictivo.
    Te deseo hayas pasado una Feliz Navidad y te deseo un Feliz y Próspero Año Nuevo para ti y toda tu apreciable familia, te envío abrazos fraternales.
    Saludos.
    Dr Eriko.

    • Hola Dr. Eriko,

      Ciertamente el mecanismo de alimentación por pistón de la 146 es mucho más complejo – y por tanto, más costoso – que el mecanismo por cartuchos desechables de la 147 Traveler. Pero poniéndome en los zapatos de Montblanc, jamas ofrecería una pluma dimensionalmente similar, que le restara ventas a la 146. Siguiendo este razonamiento, le añaden al paquete el estuche de cuero para permitirse elevar el precio por encima de la 146. El estuche utiliza unos materiales, y posee unos acabados magníficos, pero en realidad es un poco abultado y aparatoso para portar solo una pluma y 6 cartuchos. La mayor parte del tiempo, mi 147 está junto a otras 2 plumas en uno de mis estuches Pelikan para tres instrumentos.

      Respecto a que sea contagiosa esta afición, me parece que se debe a que las personas descubren lo placentero que es escribir con plumas fuente, y despues no quieren volver atrás.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  3. Hola Carlos Javier.
    Aun no llega mi 147, y ya me estoy complicando la existencia. Permiteme exponerme mis motivos.
    Es un hecho conocido por ambos, que la gama de colores existentes en cartuchos desechables, es escasa. Sin embargo también sabemos la amplia paleta de colores de los frascos de tinta, y mi inquietud consiste, en rellenar cartuchos desechables vacios, con la tinta de un frasco tintero, y que pueda “sellar” tal cartucho para poder colocarlo dentro del armazón de la 147. ¿Tienes alguna idea que me pueda servir?
    Saludos.
    Dr. eriko.

    • Hola Dr. Eriko,

      Vi el asunto discutido en Fountain Pen Network hace tiempo, y la conclusión pareció ser que era imposible resellar un cartucho teniendo la seguridad de que no se derramara en cualquier momento. Puedes probar con los cartuchos de Private Reserve Ink que ofrecen una gama más amplia, pero deberás recortarlos un poco para corregir las dimensiones.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  4. Hola de nuevo Carlos Javier.
    Te tengo novedades. Llegó la pluma hace poco mas de una semana, pero… no es MB147, es una MB146. Al principio no sabía si alegrarme o molestarme, no esperaba una pluma Legrand 146.
    En ese preciso instante que desenrosco el capuchón, me sorprende verle “ventanas” en el cañón, y luego miro detenidamente el capuchón y ahi veo dice “No.146”. Pues ni modo, la acepté.
    Al momento de querer enjuagarla y limpiarla, pues giro la perilla del pistón, y no bajaba el émbolo, y unas cuantas vueltas mas, el mecanismo del pistón se encontraba en mi mano derecha. La perilla, el émbolo, el pistón, y la pieza de bronce, todos unidos firmemente, incluso aun no puedo separarlos para limpiarlos correctamente.La perilla de resina preciosa negra, firmemente atornillada a la pieza de bronce, no las he podido desenroscar, en serio muy atoradas. Coloqué un post en FPN, y ya recibí algunas ideas, sin embargo, me gustaria saber tu opinión y consejo.
    Creo que ahora hice una mala compra.

    De nuevo gracias por tu ayuda.
    Saludos.

    • No se ve tan mal Dr. Eriko, particularmente si consideras que solo pagaste 150 dólares por ella. El cañón está rayado, pero parece estar en buen estado, y el mecanismo de pistón podría recuperarse con un poco de trabajo. Comprar la pluma nueva te evita estos dolores de cabeza, pero cuesta al menos cuatro veces más.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  5. Muy buena revisión de una pluma que la casa Alemana ha producido pensando en aquellos que pasan tiempo alejados de un tintero; yo tengo la 147 y la 146, pero veo a ésta unos pocos milímetros más larga que la 146, he visto la misma impresión en algunos otros poseedores de éstos mismos instrumentos, las tuyas son exactamente iguales en el largo cerradas?

    Un saludo

    • Hola Jorge Luis,

      Las dimensiones de la 146 han variado ligeramente a lo largo de los años, de forma que variaciones pequeñas en la longitud entre una 146 y otra 147 de años diferentes es frecuente.

      Teóricamente, ejemplares de un mismo año deberían ser del mismo tamaño, pero no se si eso es cierto para cada año en que han estado disponibles.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  6. Hola Carlos Javier.

    Muchas gracias por compartir tus conocimientos y tus plumas con todos.
    Hace pocos meses tuve la desgracia de perder un tío al que apreciaba mucho. Como el aprecio era mutuo una de sus hermanas me dio una de las plumas que él usaba y que tanto estimaba. Me costó encontrar que el modelo concreto era el de Montblanc 221.

    Dado que tanto le apreciaba, y aunque nunca antes había escrito con pluma, comencé a usarla. De inmediato quedé prendado por su escritura e investigué más sobre plumas y sobre las plumas Montblanc en particular.
    Gracias a tus evaluaciones aprendí un poco más y en concreto gracias a este análisis me animé a buscar una 147. ¿Por qué otra pluma de cartucho? Básicamente porque no he usado nunca una de émbolo y me da pánico romper algo cuando con el cartucho hago un quitar/poner sin mayor problema.

    Pues bien, finalmente encontré una 147 en ebay en lo que parecía ser un perfecto estado. El mismo anuncio decía que había sido pulida y que el plumín había sido revisado. También decía que no sabía la fecha exacta de fabricación, pero que pensaba no debía tener muchos más de 5 años.
    Ayer mismo llegó desde los EEUU hasta mi casa (España). Nada más desempaquetarla vi que todavía llevaba un cartucho puesto, lo cual aún no sé si es bueno o malo habida cuenta de que vino en avión.
    Estéticamente está impecable. Cualquiera diría que es nueva.

    Sin embargo al usarla no tiene ese toque “suave” de la 221. Ocasionalmente, en trazos verticales, no da tinta desde que se apoya el plumín sobre el papel, sino que “arrastra” unos cuantos milímetros hasta que empieza a escribir. Una vez iniciado el trazo no vuelve a fallar al menos hasta que se levanta del papel. He probado con diferentes ángulos y sigue produciendo el mismo fallo.
    Retiré el cartucho antiguo, la limpié poniéndola bajo agua tibia y después de seca introduje un cartucho nuevo. Sigue fallando igual.

    Abusando de ti quería preguntarte si crees que puede ser debido a que esté sucia. Visualmente el plumín me parece que está perfecto. Estoy a tiempo de devolverla o intentar limpiarla (o si merece la pena llevarla a boutique MB para que la revisen).

    Muchas gracias y un saludo

  7. Hola Il Venturetto,

    Felicitaciones por tan magnífica pluma. Despreocúpate por el viaje aéreo con el cartucho colocado. Cuando el cartucho está lleno o casi lleno, no suele ocurrir absolutamente nada. Cuando está a medio llenar, lo peor que puede ocurrir es que se derrame un poco de tinta dentro del capuchón. En ese caso basto con usar un hisopo (varios hisopos, más bien) humedecido en agua para retirar los restos de tinta.

    Comencemos por limpiar bien el plumín para descartar que haya restos de tinta solidificados que estén dificultando el flujo. Ante todo, usa agua que esté a la temperatura de tu cuerpo o un poco más fría. Usa un vaso de vidrio pesado y transparente, vierte agua suficiente para cubrir toda la parte visible del plumín y sumerge la punta de la pluma por unas 12 horas. Durante este remojado es bueno retirar el marco metálico que sostiene los cartuchos. Luego enjuaga bien el plumin bajo el grifo y repite el “remojo”. Repite el enjuague bajo el grifo y seca con algún trapo que no suelte pelusas. Ten mucho cuidado al colocar la pluma en el vaso para evitar golpear el plumín con el fondo. Deja secar todo muy bien por unas 24 horas, y luego entinta la pluma con un cartucho nuevo con tinta fluída. Se me ocurre que Montblanc Mystery Black estaría bien para empezar. Luego dedícate a escribir mucho con la pluma, pues los plumines Montblanc suelen ser muy reticentes a escribir consistentemente durante las primeras 50 a 60 páginas. Hay usuarios que dicen que durante esas 50 a 60 páginas es el usuario quien se acostumbra a sostener la pluma como es debido.

    Respecto a la suavidad del plumín de tu 221 respecto a esta 147 moderna, bien podría ser el resultado de los plumines recientes que han sido fabricados más rígidos para evitar ser dañados por personas acostumbradas a usar bolígrafos.

    Recuerda regresar para contarnos como te ha ido con las recomendaciones.

    Saludos,

    Carlos Javier.

  8. Hola Carlos Javier,

    Antes de nada te pido disculpas por la grosería de no haber firmado con un nombre. Es una de esas malas costumbres que se cogen en este medio cibernético. Me llamo Ventura.

    Muchas gracias por tus consejos. He repetido la limpieza y ya tengo el plumín metido en agua.

    Diciéndome que es posible que no escriba consistentemente durante 50 ó 60 páginas me quedo un poco más tranquilo. La pluma parece tener poco o ningún uso. Precisamente la Mystery Black es la tinta que compré, así que en cuanto se seque empezaré a usarla sin esa preocupación constante de cuándo va a volver a fallar.

    El plumín de la 221 sé a ciencia cierta que tenía un uso intensivo. Mi tío escribió varios libros y muchos artículos y sé de buena tinta (qué expresión más afortunada) que los escribía a pluma antes de pasarlos a su vetusto ordenador.

    Espero darte buenas noticias dentro de poco.

    ¡Muchísimas gracias!

    Un saludo,

    Ventura

    • Hola Ventura,

      Luego de comentarte lo de las 50 o 60 páginas necesarias para que empiece a escribir bien, me pasó exactamente lo mismo con una Lamy Safari que acabo de comprar. Se tomó sus buenas 20 a 25 páginas para dejar de fallar, y al final ha quedado escribiendo magníficamente.

      Me hace mucha gracia lo que comentas de tu tío, pues yo tiendo a escribir mucho a mano, para luego entregarlo a mi asistente para que produzca una copia digital. A pesar de programar computadoras desde que tuve 12 años, mi mecanografía es muy deficiente. Últimamente estoy tratando de mejorarla. La verdad que es magnífico que hayas decidido continuar usando la pluma de tu tío.

      Saludos,

      Carlos Javier.

      • Hola Carlos Javier,
        Limpié la pluma una y mil veces. Contacté con el vendedor, que fue amable conmigo más allá de lo que se puede esperar de un vendedor privado, y me recomendó el mismo procedimiento que tú. Siguiendo su consejo llegué a echar un poco de limpiacristales en el agua y dejarlo toda la noche, pero aunque mejoró ligeramente nunca llegó a ir perfecta.
        Finalmente el vendedor me sugirió llevarla a un servicio especializado a su cargo o devolverla, que fue lo que hice. Cuando le llegó me confirmó que estaba ligeramente desajustada.
        Con tanto trajín se me han quitado de que me la mande de vuelta, así que me ha hecho un reintegro del pago. Todo perfecto por su parte.
        Ahora mismo todavía ando indeciso en qué buscar. Lo pasé tan mal después de haber hecho una inversión tan grande y ver que no funcionaba que ahora me da miedo volver a pifiarla.
        Muchas gracias por tus consejos. Sin duda me ayudaron y tranquilizaron a partes iguales.
        Un abrazo,
        Ventura

        • Hola Ventura,

          Lo importante de una pluma, sobre todo de una tan cara, es que estés totalmente a gusto con ella. No pierdas la ilusión y sigue buscando. Las grandes plumas suelen ser temperamentales y caprichosas, pero una vez ajustadas, son una verdadera delicia.

          Saludos,

          Carlos Javier.

  9. Hola Carlos
    Tengo una 146 en plumín fino de 14 K y otra 146 plumín M en 18K. Estoy pensando en cambiar el plumin fino por uno calibre BB (extragrueso) pero aun no me decido si pedirlo en 14K o en 18K. Lo curioso es que ambos kilatajes tienen el mismo precio US $478 . Si no estoy mal me parece que los plumines en 14K son un poco más flexibles y por tanto dan escritura más suave, auque decirte que el plúmin fino de 14K me da un poco de diente. Sinceramente no sé que hacer. La chica de la boutique me dice que si ambos valen lo mismo pida mejor el de 18K que trae más oro y en cierta medida salgo ganando… pero no me convence del todo ese argumento. ¿Tu que opinas al respecto? Gracias de antemano por tu consejo.
    Saludos
    Mario

    • Hola Mario,

      En mi experiencia los plumines Montblanc modernos de 14 y 18 quilates se sienten iguales, por lo que te diría que compres el de 18. La única diferencia potencial seria si en un futuro quisieses enviar tu plumin a un nibmeister para darle un toque de flexibilidad, y en ese caso tendrías que escoger el de 14 quilates.

      Por otro lado, con 480 dólares yo olvidaría el cambio de plumin Montblanc (se quedan con el viejo), y compraría una Pelikan M1000 con BB que ya viene semi-flex.

      Saludos,

      Carlos Javier.

  10. Hola Carlos
    Gracias por tu respuesta! Aclaro que no es propiamente un “cambio” sino una compra de plumín nuevo para que se lo pongan en la 146 que tiene el plumín “F”. Es decir, me quedo con los dos plumines. Por qué es necesario el de 14K para darle más flexibilidad en un nibmeister? Aun sigo sin decidirme.
    saludos

    • Hola Mario,

      Lo mejor es que le preguntes a un nibmeister de tu confianza. Los de mi confianza solo aceptan encargos para añadir flex a plumines de 14 quilates. Las razones aducidas por uno no coinciden con las razones de otro. Un tercero simplemente dice que no necesita razones, simplemente que él solo hace ese trabajo con plumines de 14 quilates. Probablemente solo sea divismo – muy merecido, en mi criterio – de personas que por sus habilidades tienen estatus de estrella de rock en nuestra comunidad.

      Saludos,

      Carlos Javier.

      • Hola Carlos
        Me gustó tu comentario, muy cierto lo que dices. Yo quebrándome la cabeza tratando de encontrar una explicación lógica al por qué los plumines de 14K tienden a ser algo más flexibles que los de 18K desde el punto de vista de la cantidad y composición de los materiales (oro, platino, aleación, etc) pero nada… Sigo investigando a ver qué encuentro y te comento al respecto.
        Saludos

  11. Hola de nuevo
    O la otra opción sería comprar de una vez la 149 y pedirla de entrada con un plumín BB, si existiera el BBB stub la preferiría así, pero es que en calibre extra extra grueso sólo hay en oblicuas, y las oblicuas como que no me llaman la atención.
    Aunque la 149 es una pluma emblemática me parece que está muy sobrevaluada.
    Saludos

    • Compré mi 149 debido a su imponente presencia, y la serena belleza de sus formas. La he utilizado por algún tiempo, y he aprendido a disfrutarla tanto visual como prácticamente. Algunas personas la usan y la encuentran muy grande, y terminan vendiéndola en busca de algo más chico, como la 146.

      Respecto a que esté sobrevaluada, casi todas las plumas lo están. El verdadero valor de los bienes es fijado por lo que los compradores están dispuestos a pagar por ellos, y en el caso de la 149, tiene más de medio siglo vendiéndose muy bien.

      • Bueno, también tienes razón. Yo debería haber dicho que el precio de la 149 es un costo por el que todavía no estoy dispuesto a asumir independientemente de la percepeción general que se tenga sobre su verdadero “valor”.

        • Acabo de ver los precios en el catálogo, y la 149 cuesta casi 20% más que la 146. Yo la tuve más fácil, pues las boutiques Montblanc en Venezuela siempre tienen al menos una 149, mientras que es difícil encontrar una 146.

          Por cierto, 800 dólares por la 149 es muchísimo dinero, sobre todo si puedes comprar una Pelikan M1000 por la mitad de eso.

          • De acuerdísimo con eso. Acabo de ver en la página web del nibmeister richard una m1000 en verde con rayas hermosísima… además puedo configurar el calibre del plumín (ya me antojé de un BBB) y por poco más de US 500 !!

          • Wow! Carlos mil gracias por ese link. Queda uno sin palabras al leer esa “review” y por supuesto al ver de lo que es capaz ese plumín. Aunque me queda una duda y es que en la “review” de marras dicen que el plumín no es perfecto por cuanto a veces suele “dudar”, es decir que no siempre fluye tinta cuando se imprime el plumín sobre el papel. He escuchado que es una situación recurrente en esa marca Pelikan. No sé que tan cierto sea, o si se deba más bien a un error en la postura del plumín más achacable al usuario que al plumín mismo. Tengo dos montblanc 146 y en ningún momento me han dejado tirado en trazos, no sé si será suerte o es que suelo tener buena postura a la hora de escribir con esas inefables herramientas de escritura.

          • Lo primero que debes considerar es que Leigh está acostumbrada a plumines flexibles antiguos con alimentadores de ebonita. Nada moderno va siquiera a acercarse a esas tasas de flujo. Si le duda el flujo a ella, es que está llevando la pluma al límite de lo posible.

            No he tenido problemas de flujo con ninguna Pelikan, aunque solo puedo hablar por las M150, M215 y M800 que poseo. Esas 3 de pistón, junto a las 2 Future y la Pelikano Jr que también tengo son más bien húmedas con las tintas que uso. Con tintas secas como las Pelikan 4001, escriben bastante bien también.

            Si le compras la M1000 a Richard Binder, le puedes pedir que te la ajuste para un flujo específico. Él usa una escala del 1 al 10, y puede ajustar el flujo como más te guste. Otra opción maravillosa es John Mottishaw, quien también puede ajustar el flujo a tu gusto. Los links son:

            Richard Binder: http://www.richardspens.com/

            John Mottishaw: http://nibs.com

  12. Saludos de Puerto Rico! Que bueno es saber que hay personas de habla hispana que tienen la misma pasion por la plumas fuentes y la poesia romantica. Disfruto mucho tus reviews y espero comunicrme con frecuencia. Salud!
    Dr. Alberto

Los comentarios están cerrados.