Pelikan Tradition M205 con plumín I (itálico) – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

Introducción y primeras impresiones:

Al abrir la caja, lo primero que me maravilló de esta Pelikan Tradition M205 es su hermosísimo color blanco crema. Al asirla por primera vez, se siente bien construída, pero extremadamente liviana. Viene en la caja típica de Pelikan, capaz de albergar cómodamente tres instrumentos de escritura a la vez. También le acompaña una guía de uso/garantía.

1.-) Apariencia y diseño (7 de 10):

Pelikan ofreció su primera pluma fuente en 1929. Ese modelo – conocido a partir de 1931 como “Pelikan 100” – introdujo el primer alimentador de émbolo/pistón telescópico disponible comercialmente. La Pelikan Tradition M205 moderna está basada en su predecesora Pelikan 100. Fuera de algunas modificaciones estéticas y funcionales menores, el diseño de la Pelikan M205 ha sido exitoso durante 80 y tantos años.

El capuchón es de plástico brillante de color blanco crema. Tiene un solo anillo de acabado plateado brillante en el extremo de la boca, cubriendo completamente la parte exterior del labio. El clip tiene un hermoso diseño con forma de pico de pelícano, que incluye hasta los dos ojos del ave. Está fabricado en acero de acabado plateado brillante. En el extremo del capuchón se observa una “joya” plástica con el logo del fabricante pintado.

Tanto el cañón de la pluma como el asa del alimentador de émbolo son del mismo plástico brillante de color blanco crema que conseguimos en el capuchón. Al final del cañón se encuentra una ventana traslúcida de color gris claro que permite observar el nivel remanente de tinta con muchísima facilidad. Le sigue la rosca que asegura el capuchón, y una zona de agarre relativamente corta.

2.-) Construcción y calidad (7 de 10):

La pluma se siente ridículamente liviana en la mano, pero sin dejar de dar la impresión de ser duradera, y estar muy bien fabricada. Se pueden ver y sentir al tacto 2 marcas de moldes a lo largo de la rosca y el agarre de la sección. El capuchón es muy liviano, pero parece duradero.

No se observan rebabas ni otras marcas de fabricación. La rosca de la sección se acopla de forma precisa al capuchón.

3.-) Peso y dimensiones (8 de 10):

Las dimensiones y peso de la pluma son las siguientes:

  • Tapada: 126 mm.
  • Destapada: 121 mm.
  • Posteada: 148 mm.
  • Diámetro: 11,9 mm.
  • Peso vacía: 13 gr.

Por lo general no posteo mis plumas fuente, pero siento que la Pelikan Tradition M205 es muy corta para ser usada sin hacerlo.

El capuchón se postea firmemente al final del cañón. Una vez posteada, la pluma se siente muy bien balanceada, y del largo necesario. El grosor en el punto de agarre es cómodo, sin ser ni muy ancho ni muy fino.

Pelikan Tradition M205 al lado de la Pelikan Souverän M800

La pluma posteada tiene el peso necesario para escribir cómodamente, pero sin ser fatigosa en largas jornadas de escritura.

4.-) Plumín y desempeño (9 de 10):

El fabricante ofrece este modelo con plumines EF (extra fino), F (fino), M (medio), B (broad/ancho) e I (itálico). Escogí mi pluma con un plumín I (itálico). Todos estos tamaños de plumín son fabricados en acero, y pulidos dándoles un color plateado brillante.

El conjunto Plumín/Collar/Alimentador puede desenroscarse fácilmente de la sección, e intercambiarse por otro. Pelikan vende estos conjuntos separadamente, de forma que se pueden tener cinco puntos diferentes (EF, F, M, B e I) en una misma pluma. Si no nos molesta acoplarle un plumín dorado, esa selección se extiende aún más, contemplando otros puntos como BB (doble ancho), OM (oblicuo medio), OB (oblicuo ancho) y OBB (oblicuo doble ancho).

El plumín I (itálico) de mi Pelikan M205 es bastante firme e inelástico, muy suave, y muy húmedo. Su desempeño original de fábrica es tan bueno, que funcionalmente tiene poco que envidiarle al IB en mi Pelikan Souverän M800, que fue ajustado por John Mottishaw.

Plumín I en la Pelikan Tradition M205, comparado al Plumín IB en la Pelikan Souverän M800

Respecto a la geometría del este plumín I, los trazos aislados verticales son entre 2 y 2,5 veces más gruesos que los trazos aislados horizontales. Esa variación de línea se vuelve casi imperceptible en mi letra cursiva. A todo efecto práctico, este plumín I de Pelikan se comporta más como un plumín BB convencional.

5.-) Alimentación y mantenimiento (10 de 10):

La pluma se alimenta con el mecanismo de émbolo/pistón telescópico que Pelikan ha empleado desde 1929. El émbolo se desliza suavemente y obtiene una carga completa en el primer intento. El cañón almacena unos respetables 1,1 ml de tinta.

El mecanismo de émbolo/pistón también facilita la limpieza de la pluma. Basta con cargar y luego expulsar agua limpia unas 10 o 12 veces para eliminar cualquier residuo de tinta del depósito. Otra ventaja a la hora de dar mantenimiento a la pluma consiste en la posibilidad de desenroscar el conjunto Plumín/Collar/Alimentador para acceder al reservorio de tinta.

6.-) Costo y valor (10 de 10):

Compré la pluma en Fahrney’s Pens, a través de su tienda en línea en amazon.com. Las Pelikan Tradition M205 con plumines no-itálicos costaban 98,00 dólares americanos, pero  el modelo con este plumín I (itálico) costó 120,00. Con solo considerar el sistema de alimentación por émbolo, y su plumín itálico de fábrica, puedo justificar fácilmente su precio.

Conclusión y puntaje final (51 de 60 u 85 %):

Es una pluma bien fabricada, con un diseño clásico y hermoso, un sistema de alimentación muy confiable que almacena una gran cantidad de tinta, plumines intercambiables, y un plumín no tradicional.

Maracaibo, 17 de octubre de 2012.

31 pensamientos en “Pelikan Tradition M205 con plumín I (itálico) – Evaluación completa con fotografías y muestras de escritura

  1. Hola Carlos Javier!
    Qué placer volver a leerte en una nueva entrada en este hermoso Blog.
    Ojalá sea éste un preámbulo a otros nuevos informes aquí.

    Respecto a tu nueva 205, un magnífico reporte, como nos tienes acostumbrados, muy completo ciertamente.

    Quienes amamos a las plumas de esta marca, aplaudimos esa posibilidad de intercambiar los plumines. Y por otra parte, también aplaudimos la calidad de los que vienen provistos, aun en las referencias más sencillas de la marca.

    Lo cual hace que siempre sea un placer escribir con ellas. Y aunque coincidiendo contigo, siento que las 200 son algo pequeñas y livianas para mi gusto habitual, ello no las hace menos atractivas, y justifican el tenerlas en la colección.

    Muchas gracias por este artículo, y ten en cuenta que tienes muchos admiradores esperano nuevas entradas!

    Recibe mi afectuoso saludo, desde Buenos Aires.
    Abel D.

    • Gracias Abel.

      También me ha parecido que el tamaño de las Pelikan Tradition M200/205/215, que es igual al de las Pelikan Souverän M400/405, es un poquitín chico para mi gusto personal. Sin embargo, considera que la mayoría de los usuarios de instrumentos de escritura están acostumbrados a utilizar lápices de grafito y bolígrafos BIC Cristal, Papermate y Cross, que son famélicos comparados con estas plumas Pelikan. Con el tiempo y la experiencia uno aprende a buscar la comodidad de agarres más anchos y plumas más grandes, pero la mayoría de las personas que eligen estas pequeñas plumas se van a sentir maravilladas con la comodidad del grueso agarre, relativo a lo que conocen.

      Curiosamente, estas plumas son un poquitín más grandes que la Pelikan 100 original.

      Dicho eso, mi tamaño de pluma preferido es similar al de una Montblanc 146/147, o de una Pelikan Souverän M800, aunque me siento perfectamente cómodo con una Montblanc 149.

      Saludos,

      Carlos Javier.

    • … Y ya que lo mencionas, me pregunto si el tamaño de una Pelikan Souverän M600 -que no he probado todavía- no será el ideal para mi… ¡y la búsqueda de la pluma perfecta continúa!

  2. Hola Carlos Javier! Coincido contigo en tus apreciaciones sobre tamaños de plumas. Tratandose de Montblanc, y pese a mi amor por la 149, con la cual me siento igualmente comodo, hallo a la 146 mas comoda todavia, al igual que con una Sailor full size 1911 , por dar unos ejemplos.
    Amo mi Pelikan 800 pero al igual que tu, sospecho que estare encontrando el tamaño ideal en la 600.
    La semana pasada, mi hijo me trajo una 600 del Pen Hospital de NY. Todavia no he tenido tiempo de abrir la caja. Vere de hacerlo mañana domingo, si mis nietos me lo permiten!
    Ya te contare mis impresiones!
    Te envio mi afectuoso abrazo, Abel.

    • Creo que para mi, sería una Montblanc Meisterstück 146, negra, acentos color oro. No tengo una, pero tengo una 147 que sería perfecta si no se cargara por cartuchos.

      Mi Montblanc W.E. William Faulkner esta muy cerca de la perfección, y usualmente la llevo conmigo a todas partes. Si tuviese que reemplazarla, sin embargo, compraría una segunda 149.

    • Y leyendo mi respuesta anterior, me doy cuenta de que la búsqueda nunca terminará. La pluma ideal siempre va a ser la próxima que compremos.

      ¡Qué podemos hacer! Al menos es divertido.

  3. Que bueno que estes de regreso Carlos, compre una de esas en pengallery.com y tengo la misma impresion que tu…lo unico diferente es que el plumin mio es M.

  4. Hola Carlos.
    Comienzo por aclarar que aunque soy un auténtico novato en el tema de los instrumentos de escritura, puedo notar que tienes un blog de gran calidad y sobre todo, que transmites tu pasión a los que te leemos.
    Ofrezco de antemano una disculpa por usar este espacio para hacer una pregunta distinta el tema en concreto de esta entrada.
    Recientemente me han regalado una Mont Blanc Mesiterstück que supongo que es entre 145 y 146, pero no encuentro la forma saberlo con certeza.
    ¿Me podrías ayudar diciéndome en dónde puedo checar ese dato?

    De antemano gracias por tu atención y nuevamente felicidades.

  5. Hola Carlos

    Es grato poder leer nuevamente nuevas reseñas y como mencionas anteriormente, la busqueda de la pluma perfecta es continua.
    De mi parte, he adquirido dos pluma que llamaban mucho mi atencion, la primera y retomando tu observaciones de esta marca, mi intencion era adquirir el modelo Souveran 150, pero cuando volvi a preguntar ya no tenian el modelo, sin embargo encontre-adquiri en un local de plumas una Pelikan Silvexa 21, tiene sus detalles sin embargo esta en buenas condiciones de hecho se podria comparar en muchos aspectos con la Sheaffer 440. De momento es mi pluma de uso diario y ahora me he dado a la tareas de ver su comportamiento con las diferentes marcar y colores de tinta con los que cuento. Mi segunda adquisicion fue una Basic de Faber Castell en piel negra, algo pesada, pero da la sensacion de control aunque tal vez no para sesiones largas de escritura; al menos de mi parte y por el momento con estas ultimas adquisiciones cubren mis necesidades de escritura ( hasta la proxima, claro)

    aaah los dos modelos se alimentas con cartuchos.

    saludos

    • Hola Roberto,

      No conocía la Pelikan Silvexa 21 hasta que la mencionaste, y la busqué en internet. Se ve muy interesante. Respecto a la Basic de Faber Castell, creo que lleva el mismo plumín de la Faber Castell E-Motion que evalué hace unos años en este blog. ¿Es así?

      Saludos,

      Carlos Javier.

  6. Carlos Javier:
    La mejor noticia es la noticia inesperada: así recibo ahora tu vuelta al ruedo de las plumas estilográficas. Gracias y suerte en esta segunda andadura, con los mejores deseos de un lector español. Todo es magnífico: la reseña independiente, el buen estilo, las fotos, la caligrafía y la antología poética.
    Pedro CSotelo

    • Hola David,

      Si bien mi caligrafía es mejor que el promedio, no me parece particularmente cuidada. He logrado hacerla presentable con la ayuda de unos cuadernillos de caligrafía de los que usan los niños que están aprendiendo a escribir. ¡Hasta me sirve de excusa para usar mis plumas! Creo haberle dedicado unas 6 horas a esos cuadernillos cuando comencé el blog, y un par de horas más por año para corregir los vicios que se me van “pegando” a medida que escribo.

      Afortunadamente, la hórrida letra redonda que utilizo cuando hago cálculos de ingeniería no parece afear mi cursiva.

      Saludos,

      Carlos Javier.

      • Es curioso.
        A mí me nació la inquietud de mejorar mi caligrafía, a partir de el deseo de utilizar mis plumas, que no son tantas, ni de tan altos vuelos como las que acá se muestran, pero que me gustan bastante.
        En una búsqueda frenética en la red sobre técnicas de caligrafía, me encontré con el “Método Palmer”, del cual ya había escuchado antes por vía de mi padre, pero que nunca tuve en mis manos.
        Se trata de un antiquísimo manual que se utilizó en las escuelas desde finales del siglo XIX y la primera mitad del XX.
        Convencido de que dicho método algo podría hacer por mí (pues la letra cursiva de mi padre era impecable), he comenzado a seguir minuciosamente lección por lección y en menos tiempo del que imaginaba, he notado progresos interesantes.
        Para quien quiera mejorar su desempeño en el tema, lo recomiendo ampliamente.

        Saludos cordiales.

        • El primer sistema de caligrafía comercial fue conocido como Spencerian Script, que hacía uso de plumines flexibles montados en un palillero para obtener trazos más gruesos en los descendentes. Tanto su aprendizaje como su ejecución cotidiana requerían mucho cuidado y atención, lo que limitaba la velocidad de la escritura. Con el tiempo, fue sustituido por el Método Palmer de Caligrafía Comercial, que buscaba mantener la belleza de la caligrafía Spencerian, prescindiendo del uso de la variación de línea para lograr mayor velocidad en la escritura. En Venezuela fue ampliamente utilizado en los documentos judiciales antes de la proliferación de las máquinas de escribir mecánicas.

          Usar este método siguiéndolo al pie de la letra, va a dar resultados más lentos que los cuadernillos para niños que yo uso, pero la letra cursiva obtenida va a ser más hermosa, y más consistente a lo largo del tiempo. Tu esfuerzo y dedicación van a ser premiados con una hermosa letra.

          Quienes estén interesados pueden descargar una copia digital en formato pdf en el siguiente vínculo:

          http://www.iampeth.com/books/palmer_spanish/palmer_spanish_index.php

          Saludos,

          Carlos Javier.

          • Los deseché después de usarlos, pero recuerdo que decían “Caligrafía Palmer” y luego un número indicando el nivel. Comencé con el 1 e hice 3 completos. Después conseguí otra serie de otra editorial, también bastante genéricos. Lo importante es ver si los modelos son de tu agrado.

            Por cierto, el Método Palmer desaconseja taxativamente el uso de estos cuadernillos.

Los comentarios están cerrados.