Montblanc Meisterstück 139 – El arribo a la perfección

Introducción y primeras impresiones.

En 1939, solo 31 años después de la fundación de la compañía, Montblanc-Simplo GmbH lanza al mercado la pluma fuente más hermosa y funcional de la historia. Como la perfección es efímera, este maravilloso instrumento de escritura solo se produjo durante 13 años, desde 1939 hasta 1951.

1.-) Apariencia y diseño.

Sus formas simétricas, basadas en lineas rectas que corren paralelas unas a otras, y que intersecan en ángulo recto a otros grupos de líneas rectas paralelas, denotan una clara inspiración en el Art Deco.

La Montblanc Meisterstück 139 posee un cañón de celuloide, cuya parte más cercana a la sección era originalmente traslúcida clara para proporcionar un visor del nivel de tinta. El interior de dicho visor de tinta tiene pintadas franjas de color negro, que le dan al conjunto una apariencia similar a un patio de columnas. Se ofrecían dos modelos de visor de nivel de tinta: uno con visor largo de aproximadamente 60 % de la longitud total del cañón, y otro con visor corto de aproximadamente 20 % de la longitud total del cañón. Con el paso de los años, el celuloide traslúcido del visor de tinta se oxida, aumentando su opacidad y adquiriendo un color ámbar muy hermoso. Todas las fotografías en esta entrada muestran un ejemplar con visor de nivel de tinta largo.

Los primeros ejemplares de la Montblanc Meisterstück 139 poseen un capuchón cuyas piezas (tubo o manga, y tope) están fabricadas en ebonita negra, y – en consecuencia – son llamados Hartgummi-Kappe. Los modelos posteriores, llamados Celluloid-Kappe, poseen tubos de capuchón fabricados en celuloide negro. Unos y otros poseen el logo en forma de “copo de nieve” fabricado en caseína, un plástico primitivo hecho a base de proteína de leche.

La boca del capuchón está adornada con tres anillos metálicos. Los dos anillos extremos son delgados y están fabricados en plata esterlina. El ancho anillo central está chapado en oro y tiene grabadas las palabras “MONTBLANC” y “MEISTERSTÜCK”. En algunos modelos de exportación, la palabra “MEISTERSTÜCK” era sustituida por una palabra equivalente en otras lenguas. De esta forma se pueden encontrar anillos centrales de capuchón grabados con las palabras “MASTERPIECE”, “CAPOLAVORO” o “CHEF-D’ŒUVRE”.

Considero al gancho del capuchón, con su forma reminiscente a una serpiente, el más hermoso que he visto. Está fabricado en acero chapado en oro.

El asa del pistón, ubicada al fondo del cañón, contiene dos inscripciones longitudinales espaciadas 180 grados. Una inscripción denota el modelo (L139, L139G, etc.); la otra inscripción indica el punto del plumín. Los primeros ejemplares poseen también una inscripción radial en la parte superior del asa que lee: “D.R.P. 652405”. D.R.P. es la abreviatura de “Deutsches Reichs Patent” (Patente del Estado Alemán), y le sigue el número de la patente del mecanismo de pistón.

2.-) Peso y dimensiones.

El peso sin entintar, que varía un poco de acuerdo al material usado para el tubo del capuchón, se aproxima a los 30 gramos.

La pluma cerrada tiene una longitud de 139 mm y un díametro de 18 mm.

3.-) Plumín.

La Montblanc Meisterstück 139 posee un plumín de tamaño número 9, fabricado en oro de 14 quilates a dos tonos (dorado y plateado). Posee bajorrelieves con motivos florales estilizados, los numerales “4810”, una “M” inscrita dentro del logo de copo de nieve, la inscripción “14C.” y el numeral “250”. Su forma y dimensiones se asemejan al plumín utilizado por las Montblanc Meisterstück 149 actuales.

Debido a las restricciones de disponibilidad de metales preciosos en la Alemania de la Segunda Guerra Mundial, algunos ejemplares fabricados durante ese período utilizan un plumín de Paladio o de acero en lugar del tradicional hecho de oro. La siguiente fotografía muestra uno de esos plumines en Paladio, en punto OB (oblicuo broad / oblicuo ancho).

El alimentador sin costillas está hecho de ebonita negra.

4.-) Sistema de alimentación.

La Montblanc Meisterstück 139 es alimentada mediante el sistema de pistón telescópico de alta capacidad patentado por Montblanc-Simplo GmbH en 1936.

5.-) Costo y valor.

Las Montblanc Meisterstück 139 se dejaron de producir en 1951, hace 60 años. Algunos ejemplares aparecen de tiempo en tiempo en el mercado de coleccionistas especializados, por precios entre 2.500 y 3.500 dólares americanos. Supongo que es un precio bajo por la perfección.

Conclusiones.

Nuevos paradigmas de diseño y cambios en el gusto del consumidor provocaron que la Montblanc Meisterstück 139 – junto al resto de las plumas de la serie 13X – fuese descatalogada en 1951. Un año después, en 1952, fue sustituida por la Montblanc Meisterstück 149 disponible durante los últimos 59 años.

Seguramente conozco cada diseño de pluma fuente producido en los últimos 100 años, pero cuando pienso en la perfección, no puedo evitar visualizar las serenas líneas y tranquila belleza de la Montblanc Meisterstück 139. Debido a sus altos precios, creo improbable llegar a comprar una. Pero es imposible poseer la perfección, anyway. Basta con saber que existe para dibujar una sonrisa en mis labios.

Anuncios

Historia de las plumas fuente Montblanc – Los primeros años (1908-1951)

El Comienzo

La Simplo Filler Pen Company fue fundada en Hamburgo, Alemania, en 1908. Las primeras plumas fuente ofrecidas por la compañía – llamadas Rouge et Noir (rojo y negro) – estaban hechas de ebonita negra con el tope del capuchón en forma de domo de color rojo. Estos primeros instrumentos eran del tipo “Safety”, llenados por gotero y con plumín retráctil. El plumín de oro de 14 quilates tenía la palabra “SIMPLO” grabada en bajorrelieve, y su agujero de respiración tenía forma de corazón.

En 1910, la compañía comenzó a producir una línea de productos similar que llamó Montblanc, donde el tope del capuchón era de color blanco, en clara reminiscencia a la cima de la montaña más alta de Europa Occidental. Esta nueva línea fue fabricada en ebonita negra o en ebonita moteada roja/negra.

El Nacimiento del Copo de Nieve

En 1913, pocos años después de la introducción de las líneas Rouge et Noir y Montblanc, la Simplo Filler Pen Company sustituyó el sencillo tope del capuchón en forma de domo unicolor. El nuevo tope del capuchón estaba formado por un domo negro insertado con una estrella estilizada de 6 puntas romas; dicha estrella era de color rojo para las Rouge et Noir, y blanco para las Montblanc. Hay muchas opiniones encontradas acerca del origen de este cambio. En lo personal opino que la Simplo ya estaba siendo reconocida por la calidad de sus instrumentos de escritura y por el llamativo color del tope de sus capuchones, y quiso utilizar un logo o elemento diferenciador que pudiese constituirse en marca registrada. En cualquier caso, había nacido el logo en forma de copo de nieve que es tan conocido en la actualidad.

Tanto las Rouge et Noir como las Montblanc fueron siempre producidas en distintos modelos clasificados de acuerdo al tamaño del plumín. Para cada tamaño de plumín, se ofrecían instrumentos cortos (de más o menos 120 mm de longitud) y largos (de más o menos 135-140 mm de longitud). Algunos modelos en ambas líneas poseían cañón octogonal para evitar que rodaran sobre el escritorio. Con el tiempo las ventas de la línea Montblanc superaron ampliamente a las ventas de la línea Rouge et Noir, de manera que esta última se dejó de producir en Alemania en 1921, y en Italia en 1923.

Meisterstück

A finales de 1924, se produjo una segregación de los modelos ofrecidos. Por un lado estaban las plumas fuente de producción regular, y por el otro estaba la línea Meisterstück, con garantía de por vida.

Las primeras Meisterstück eran modelos tipo “Safety” hechos de ebonita negra, con la palabra “Meisterstück” grabada en relieve en el cañón. Con el transcurrir de los años, las Meisterstück fueron las primeras plumas fuente de la Simplo Filler Pen Company en incorporar elementos de diseño ausentes en los productos anteriores de la marca. Podemos mencionar los siguientes:

  • En 1928, por primera vez se ofrecieron instrumentos de escritura con bandas en la boca del capuchón.
  • En 1929 se introdujo el llenado mediante botón fijo y saco de goma. Este mecanismo de llenado estaba inspirado en el sistema usado por Parker. La mejora introducida por Simplo Filler Pen Company consistía en que el botón de llenado estaba fijado al cañón de la pluma, evitando la necesidad de retirar una tapa ciega – que se extraviaba con frecuencia – en el sistema de Parker.
  • También fue en 1929 cuando se empezaron a grabar los plumines de la línea Meisterstück  con el numeral “4810”, en representación de la altura de la cima del Montblanc.
  • En 1930, por primera vez se ofrecieron instrumentos de escritura con gancho de capuchón fijo. Hasta entonces se vendían sin gancho de capuchón, y el cliente podía comprar un accesorio removible si así lo deseaba.

Un Nuevo Nombre y Un Nuevo Paradigma de Diseño

En 1934, la Simplo Filler Pen Company cambió su nombre a Montblanc-Simplo GmbH.

La influencia del “Art Deco” se empezó a evidenciar a partir de 1935. Las plumas fuente de la “nueva” Montblanc-Simplo GmbH se volvieron más cilíndricas, sus extremos se hicieron planos en lugar de ovalados, y se diseñó el gancho del capuchón que aprecio como el más hermoso que he visto. También se introdujo por primera vez el plumín de oro a dos tonos (dorado/plateado) que forma parte indispensable de las Meisterstück de nuestros días. De este primer influjo del diseño Art Deco se comercializaron los modelos tipo “Safety” 102, 104, 106, y los modelos de llenado por botón 122, 124, 126, 128 y 129.

Mecanismos de llenado por Pistón

Montblanc-Simplo GmbH comenzó a comercializar plumas fuente de gama baja y llenado por pistón a partir de 1934. Poseían un sistema bastante simple y de media capacidad de almacenamiento licenciado a Pelikan. En 1936, se obtuvo una patente propia para un sistema de llenado por pistón telescópico y con alta capacidad de almacenamiento, lo suficientemente avanzado y original para merecer ser instalado en una Meisterstück. Nacieron entonces las Meisterstück modelos 134, 136, 138 y 139, que son – en mi opinión – los instrumentos de escritura más hermosos y perfectos de la historia. Paradójicamente, la perfección técnica y estética en los instrumentos de escritura se alcanzó en una Alemania que se preparaba a cometer la estupidez más grande en la historia de la humanidad.

Parker 180 – Un vistazo rápido a una joya de los años 70

El diseño definitivo de la pluma fuente Parker 75 fue terminado en 1.963, cuando la compañía cumplió 75 años de fundada. Un año después, esta pluma entraba al mercado cuando los bolígrafos ya dominaban totalmente las preferencias de la mayoría de los usuarios. Para ese entonces, el usuario típico de un instrumento de escritura estaba acostumbrado a ejercer una gran presión sobre el papel al escribir con su bolígrafo. Cuando este usuario típico usaba esa misma presión para escribir con su nueva pluma fuente Parker 75, terminaba con un plumín totalmente arruinado e inservible.

Parker volvió a la mesa de diseño, y en 1.977 lanzó al mercado la Parker 180. Su plumín fue específicamente diseñado para ser muy rígido y tolerante a la aplicación de mucha presión por un usuario habitual de bolígrafos. Esta rigidez se obtiene al colocar una barra rigidizadora sobre el plumín. Esta barra complementa el agarre firme que el alimentador le aporta al plumín desde la parte inferior, y le confiere una particular capacidad de resistir presiones sobre el papel que arruinarían una pluma fuente convencional.

Como consecuencia de su diseño rígido particular, el plumín de una Parker 180 es un triángulo plano bastante atípico en las plumas fuente. Esta vistosa característica aunada a su cuerpo esbelto y refinado, convirtieron a la Parker 180 en un inusitado éxito de ventas. Su nombre proviene de “180 grados”, debido a que su plumín puede ser utilizado de manera convencional (con el alimentador hacia abajo) o invertido medio giro (a 180 grados) con un punto más grueso. Los puntos ofrecidos son XF/M o F/B, el primero en posición normal del plumín (con el alimentador hacia abajo) y el segundo con el plumín invertido a 180 grados.

La pluma es alimentada con cartuchos propietarios Parker o convertidor. Una de sus características curiosas es que la sección plástica tiene un patrón reticulado en relieve que mejora el agarre. El extremo terminal del cañón de la pluma posee un anillo o “tassie” que engancha el interior del capuchón cuando se postea, evitando rayar el cañón.

A pesar de no poseer esta pluma, ella ha hecho una marca indeleble en mi persona. La Parker 180, específicamente el modelo “Imperial” electroplateado en oro, fue la pluma preferida de doña Yolanda Fernández de Anato Valladares, mi amada abuela. Todavía se pueden obtener ejemplares NOS de este modelo específico, pero prefiero recordar la pluma de mi abuela como aquel instrumento de escritura que solo se me permitía usar bajo su estricta supervisión. La pluma preferida de alguien que amaba la caligrafía hermosa, las plumas fuente y sobre todas las cosas en el mundo, a su primer nieto.

Parker 180 Imperial. Electroplateada en oro con convertidor aerométrico y plumín de oro sólido de 14 quilates.

La sección de la Parker 180 es plástica y contiene un patrón cuadriculado en relieve para mejorar el agarre aún en su reducido diámetro. Nótese la barra rigidizadora de color plateado sobre el plumín. Nótese también el anillo o "tassie" en la parte terminal del cañon de la pluma, que se engancha dentro del capuchón al postearlo para evitar que el mismo raye el cañón.

Detalle del "tassie" y el clip del capuchón. Se puede observar las múltiples "plumas" en relieve en el clip.

Al menos la "Imperial" de mi abuela, orgullosamente hecha el los Estados Unidos de Norteamérica. Modelos posteriores de la Parker 180 fueron fabricados en Francia.